• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

Familias de Futuro en Campamento

Guayatá, junio 18 de 2012.- En el municipio de Guayatá situado en el extremo sur oriente del Departamento de Boyacá con una temperatura promedio de 22 °C, tierra rica en árboles frutales, reconocida por el delicioso café que produce y por ser la tierra de la famosa mogolla guayatuna, se llevó a cabo el primer Campamento General de Familias de Futuro los días 17 y 18 de Junio de 2012.

La alcaldía por medio del Dr. Miguel Ángel Sanabria Pinto, el cuerpo de policía, el colegio Técnico de las Mercedes y habitantes del lugar, contribuyeron para que se realizara esta actividad sin contratiempos.

Campamento de Familias - Guayatá Julio 2012

  • campamento-01.jpg
  • campamento-02.jpg
  • campamento-03.jpg
  • campamento-04.jpg
  • campamento-05.jpg
  • campamento-06.jpg
  • campamento-07.jpg
  • campamento-08.jpg
  • campamento-09.jpg
  • campamento-10.jpg
  • campamento-11.jpg
  • campamento-12.jpg
  • campamento-13.jpg
  • campamento-14.jpg
  • campamento-15.jpg
  • campamento-16.jpg
  • campamento-17.jpg
  • campamento-19.jpg
  • campamento-20.jpg
  • campamento-21.jpg
  • campamento-22.jpg
  • campamento-23.jpg
  • campamento-24.jpg
  • campamento-25.jpg
  • campamento-26.jpg
  • campamento-28.jpg
  • campamento-29.jpg
  • campamento-30.jpg
  • campamento-31.jpg
  • campamento-33.jpg
  • campamento-34.jpg
  • campamento-36.jpg
  • campamento-37.jpg
  • campamento-38.jpg
  • campamento-39.jpg

Con un día muy soleado, se fueron armando las carpas y se fue disponiendo el menaje para vivir esta hermosa experiencia comunitaria. Lo vivido allí, fue motivo de acción de gracias por parte de los asistentes. Cabe destacar la alegría, elemento constante en el campamento, las risas y el juego, sabiendo que este gozo ha sido dado por Dios.

El primer día, después de armar las carpas y compartir el almuerzo, las familias asistieron a la celebración Eucarística presidida por el padre Jesús Antonio Gil, quien destacó los quince años de la comunidad Hombres y Mujeres de Futuro y su labor evangelizadora, concluyendo con la exposición del Santísimo Sacramento en medio de la adoración y alabanza en la cual también participaron los lugareños que, junto con las familias, lo vivieron con gran fervor y reverencia.

De regreso al campamento se compartieron juegos, coplas, poesías, canciones, alabanza y canciones dedicadas a los papás por celebrarse su día, todo esto al calor de una fogata y una deliciosa colada de sagú.

Al día siguiente, muy de madrugada, todos se prepararon para la gran caminata. El recorrido se llevó a cabo por el hermoso sendero ecológico, que saliendo del pueblo pasa por las veredas Plaza abajo, Sochaquirá y Chitavita entre otras. Se pudo disfrutar de la hermosa vista panorámica de la región, destacándose la densa vegetación con árboles como el cedro, el nogal, el aliso, el roble y otras especies nativas, especialmente árboles frutales.

Igualmente impactante fue ver personas de la tercera edad que se destacaron por su valentía y empeño en hacer el recorrido, desafiando el calor, la vegetación y el ascenso que por momentos se dificultaba, pero que aun así se superó y se llegó a la meta. Todos estos hechos hicieron recordar a los caminantes la travesía del pueblo de Israel a través del desierto, y reflexionar sobre nuestro camino como cristianos católicos que vamos hacia la meta, el Reino de Dios.

Antes de la partida, las familias realizaron un taller con el salmo 92 dirigido por Humberto e Isabel, directores de la comunidad Hombres y Mujeres de Futuro, y recibieron una reflexión acerca del valor fundamental de la familia, de sus vivencias espirituales, sacramentales y festivas, y de cómo se puede ser testimonio para muchos que están esperando una palabra de aliento para ellos y sus familias.

Después de dos maravillosos días se preparó el regreso, agradecidos con Dios por ratificar su presencia en medio de su pueblo, su fidelidad, amor y cuidado para con sus hijos.

“Tú me alegras, Señor, con tus acciones, cantaré jubiloso por la obra de tus manos.
¡Qué grandes son tus obras, Señor, qué profundos tus designios!” Salmo 92, 5-6.