• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

Reflexiones

 

La Familia Hoy

Serie de Talleres "Familia vive tu misión", Nro 2

Ambientación

Iniciemos cantando: "Sois la Semilla" u otro canto para compartir en familia.

Oración

Demos gracias a Dios por habernos escogido como familia para trabajar en la construcción de su Reino.

Testimonio misionero familiar

Reconozcamos la importancia de vivir en familia, en amor y en unidad. Compartamos ahora algunas experiencias donde hemos notado que nuestra familia ha estado unida.

Lectura de la Palabra de Dios

Génesis 2: 18,23-24

Interioricemos el mensaje y compartamos con los demás lo que significó para cada uno esta lectura.

Reflexión

En esta lectura del Evangelio el Señor nos presenta la importancia del hombre y la mujer como pareja, que se unen para compartir y vivir juntos hasta llegar a ser una sola persona. El hombre y la mujer han sido llamados para vivir el Sacramento del Matrimonio que debe ser fuente inagotable del amor de Dios. La carta "Familiaris Consortio" nos dice: que el don del sacramento es al mismo tiempo vocación y mandamiento para los esposos cristianos, para que permanezcan fieles entre sí, por encima de toda prueba o dificultad, en generosa obediencia a la santa voluntad de Dios. Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre (FC 36).

Es importante el testimonio de unidad de la familia cristiana, porque la sociedad es el reflejo de las familias.

Dinámica

En un pliego de papel, cada persona escribe o representa las dificultades que observamos en las familias de hoy, los aspectos positivos que vemos en ellas e indica algunas sugerencias para mejorar cada día nuestro ambiente familiar.

Compromisos

Cada integrante de la familia se compromete a hablar con sus compañeros de estudio o de trabajo sobre la situación de la familia hoy y se les invita a reconocer los valores que ésta tiene y la importancia de fortalecer la unidad familiar.

Oración

Unamos las manos y digamos: Señor Jesús, te agradecemos este encuentro de familia que hemos tenido contigo. Gracias porque nos ayudas a descubrir tu plan salvador y nos orientas en el camino de la vida. Ayúdanos a ser buenos esposos, buenos padres y buenos hijos. Así sea.

Tomado de “Familia Vive Tu Misión”. Guías de formación de OMP (Obras Misionales Pontificias)
1994 Año internacional de la familia.