• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

Reflexiones

Quiero dar frutos en tu viña

Serie de Talleres "Familia vive tu misión", Obras Misionales Pontificias, Nro. 10
 
Introducción
 
Dios es nuestro Padre, Él nos ha escogido como sus hijos, somos sus elegidos, se ha fijado en cada uno de nosotros, por ello tenemos la vida de Cristo, la vida cristiana.
 
Como elegidos y escogidos como hijos suyos nos envía para que vayamos y demos fruto y fruto  en abundancia y que este fruto permanezca; Poseemos el elemento fundamental para dar fruto: La unión con Cristo.
 
 El fruto que el Padre espera de nosotros es el de las buenas obras, el de la práctica de las virtudes para dar testimonio de aquello en lo que Jesús insiste: “Yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto” (Juan 15,16).
 
Ambientación
 
Todos iniciamos cantando "Sois la semilla” u otro cualquiera que elijamos. Las mujeres cantan la primera estrofa y los hombres la segunda y luego todos el coro.
 
Oración
 
Uno de los niños toma una semilla en la mano y realiza una oración, haciendo una comparación de la misión que tenemos cada uno de nosotros como misioneros, de dar frutos en el mundo en que vivimos.
.
Lectura del Evangelio
 
Juan 15 14,17
 
Reflexión
 
Repartimos a todos, por escrito, el versículo que dice: "Ustedes no me escogieron a mí, soy Yo quien los escogí a Ustedes y los he puesto para que vayan y produzcan muchos frutos".
 
Y nos preguntamos individualmente: ¿qué me está diciendo Jesús a mí, como padre, como madre, como esposo, como esposa, como hijo?
 
Compartamos lo que escribimos y destaquemos que realmente SOMOS HIJOS DE DIOS, PORQUÉ EL NOS ESCOGIÓ, y nos ha pedido dar buenos frutos en el mundo en que vivimos
 
Dinámica de profundización
 
Cada miembro de la familia escribe en una hoja una frase para dar Gracias al Señor porque fue escogido por El, porque fue invitado a trabajar en su viña y porque está dispuesto a permanecer en El para dar buenos frutos. Después de compartir las frases, se arma la cartelera familiar. Es importante incluir frases claves como: "Gracias por hacerme tu hijo, quiero permanecer en Ti, quiero dar buenos frutos y otras frases que nazcan del corazón.
 
Compromisos
  1. Expresemos como vamos a dar más frutos para Dios y para los hermanos, en esta semana.
  2. Qué vamos a hacer para que un hermano o un compañero comprenda mejor que es Dios quien lo envía a dar muchos frutos.