• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUURO

 GUIA DE PREDICACION - Marzo 26 / 2013

 

LA TEMPESTAD CALMADA

Mateo 8: 23-27

 

OBJETIVO

Llevar a la asamblea a entender que Cristo está en nosotros, que Él tiene el control de nuestras vidas. Si vivimos las tempestades de las dificultades sintiendo que éstas nos ahogan, es porque no hemos sabido confiar en él.

Que si parece que no actúa, que es indiferente y que duerme ante nuestros problemas, es porque no acudimos con la suficiente fe para que Él tome el control de nuestra vida y nos conduzca a buen puerto.

INTRODUCION

En el transcurrir de nuestra vida diariamente enfrentamos dificultades, unas más graves, otras soportables, pero el común denominador de ellas es que por esas circunstancias siempre cuestionamos a Dios. Por lo general le decimos “POR QUÉ”; por qué esto, por qué aquello, pero no analizamos que mucho de las consecuencias de estas circunstancias son el fruto de una vida llevada lejos del actuar de él.

Dice hermosamente la palabra V. 23  “subió a la barca”, ese subir, ese entrar a la barca,  es entrar a nuestras vidas, la pregunta que hoy nos debemos formularnos es ¿si yo asisto a las asambleas, a la eucaristía, he dejado verdaderamente “que Jesús entre en mi vida, para poder, como dice la palabra, pedirle al Señor Sálvame que estoy a punto de perecer?

DESARROLLO

V.23 “subió a la barca”: ese subir a la barca denota una acción de la voluntad de Jesús de entrar en ese lugar, de tomar posesión, de utilizar ese medio para ejecutar una acción que en este caso era transportarse de un lugar a otro.

Comparativamente con nosotros quizás en alguna ocasión lo invitamos a entrar a nuestra vida, quizás le dijimos como dice la alabanza “tómame haz de mí lo que quieras” esta es una invitación directa a que suba, que entre en nuestra vida y como a Él le gustan estas invitaciones,  el entra a nuestra barca a tomar posesión de esa persona, de esa vida con la ilusión de que fuéramos ese discípulo dispuesto a seguirlo.

Pero la emoción del momento pasó, se enfrió ese calor que teníamos de recibirlo y nos olvidamos de la invitación que le hicimos; como consecuencia, las cosas empeoraron mucho más que antes de hacerle la invitación a Él,  porque el enemigo al ver que nuestra fe era tan frágil se sintió con la autoridad de ejercer su dominio sobre nosotros y ese mar que estaba calmado se transformó en mar tempestuoso lleno de dificultades, problemas y miles de inconvenientes que nos arrollan diariamente llevándonos a tomar decisiones a veces equivocadas  una tras otra y cuando estamos ante un naufragio inminente, quizás un suicidio u otra determinación trágica, nos acordamos de que en una ocasión lo invitamos a Él a nuestra vida para que tomara el control. Lo triste es que acudimos a El casi siempre como último recurso, o no solo eso, muchas veces lo culpamos de lo que nos está pasando.

Aunque parezca que duerme es mentira Él siempre está pendiente de nosotros solo espera que verdaderamente clamemos a El “SEÑOR SALVANOS QUE PERECEMOS”, ante este clamor su respuesta es inmediata dice la palabra: ¿Por qué TENEIS MIEDO HOMBRE DE POCA FE? ENTONCES SE LEVANTO, INCREPO A LOS VIENTOS Y AL MAR Y SOBREVINO UNA GRAN BONANZA”.

Este es el Jesús al que un día invitamos a subir a nuestra barca.

Este es el Jesús que a pesar de que muchas veces nos olvidamos de El, solo espera que algún día con verdadera Fe, le dejemos ocupar el lugar de privilegio que le corresponde en nuestra vida.

CONCLUSION

  1. 1.Jesús debe ser siempre quien gobierne y dirija nuestra barca.
  2. 2.No interesa qué tan grande sea el problema y la dificultad, siempre debemos clamar a Él.
  3. 3.Nuestra fe debeinquebrantable.

TALLER

  1. 1.¿Has invitado a Jesús a subirse a la barca de tu vida?
  2. 2.¿Ante las dificultades recurres a Él?
  3. 3.¿Cómo está tu FE?

 

Bibliografía

BIBLIA DE JERUSALEN ESTUDIO