• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

MINISTERIO DE PREDICACIÓN - GUÍA DE PREDICACIÓN

Febrero 19-2014

Salmo 8

LA GRANDEZA DE LA CRIATURA FRENTE A SU CREADOR

 

OBJETIVO: Descubrir la grandeza de Dios en la creación y contemplarlo  desde las cosas creadas. (Le diste el mando sobre las obras de tus manos, todo lo sometiste bajo sus pies), para que las use y no abuse de ellas, descubra sus secretos y desarrolle sus potenciales. Esta es la corona de gloria y dignidad para que conserve su armonía y su belleza.

Introducción: Contemplar al Dios altísimo que hizo toda la creación y colocó al hombre como vicario suyo y representante en la tierra, por encima de todos los seres creados, es la doctrina del Concilio Vaticano I que recoge las enseñanzas de la santa madre Iglesia, donde Dios es principio y fin de todas las cosas, que busca encontrar a Dios en las circunstancias normales de la vida. Cristo se presenta como el hombre perfecto coronado de gloria y honor por haber padecido la muerte para el bien de todos, con dominio de paz y amor, que prepara el nuevo mundo: un nuevo cielo y una nueva tierra.

 

Dios preparó todo: Dios preparó todo perfecto, “un paraíso”, e hizo al hombre a  su imagen y semejanza; le dio dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, ganados, fieras, reptiles (Gén1, 26.). No solo le da el ser y el existir sino que le mantiene a cada instante.

El libro de Rom 1, 19-21 reprocha a quienes han conocido las perfecciones de las criaturas y no han reconocido la grandeza de su creador, no lo glorifican y no agradecen. El único mal propiamente dicho es el mal moral, el pecado por el mal uso de la libertad, la que Dios nos ha dado para  colaborar en la realización de nuestro fin. La doctrina cristiana nos enseña que Dios colocó al hombre en un estado privilegiado en el que no existían esos males y que el hombre perdió ese estado por su culpa, destruye el mundo con devastaciones ambientales y  la injusticia social.

Con el tiempo se puede descubrir que Dios en su providencia poderosa puede sacar un bien de las consecuencias de un mal.

Gratitud del hombre para con Dios: Salmo 8

El salmista contempla las maravillas de la creación, proclama la grandeza y providencia del creador, v.2 Lo reconoce como el creador de toda la tierra, v.3 Él tiene dominio sobre el enemigo y el rebelde v.4 El hombre extasiado contempla la grandeza cósmica, se admira de la creación del omnipotente, v5 ¿Cómo se preocupa de un ser tan insignificante como el hombre?, porque este lleva el sello divino en su alma,v.6 Dignifica,v.7 Dominio para administrar con santidad y justicia, v.8,9 Todo lo que él había puesto sobre la tierra  para que lo gobernara v.10 Termina afirmando el señorío de Dios.

 En definitiva la vocación del hombre es una vocación celestial, a la realización perfecta en Jesucristo. Hb 2,9-10.

Conclusiones: Reconocernos la obra de los dedos de Dios, ejerciendo el dominio con justicia, caridad y amor, buscando ser coronados de gloria, contemplando y glorificando a Dios en todas las cosas que están en el universo, que todo lo que hagamos sea siguiendo el itinerario de Jesús que es el hombre perfecto, coronado de gloria y honor por haber padecido la muerte. En efecto la Biblia nos invita a iniciar el camino de nuestra jornada con un canto, que no solo proclame las maravillas obradas por Dios y nuestra respuesta de fe, sino que además la celebre de modo luminoso, dulce y fuerte a la vez.

Taller:

1-    ¿Te has contemplado alguna vez como “una maravilla” hecha por Dios?

2-    ¿Te comprometes a trabajar y a cuidar la creación?

3-    ¿De qué manera?

 

BIBLIOGRAFIA:

 

Biblia Dios Habla Hoy, Catecismo de la iglesia católica, Concordancia diccionario bíblico.