• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

MINISTERIO DE PREDICACIÓN - GUÍA DE PREDICACIÓN

Agosto 6 2014

¿DE DÓNDE PROVIENE TU DIGNIDAD?

(Gen, 1-27)

 

Objetivo

Recordar a la Asamblea la procedencia del ser humano, ya que el hombre con todo lo que lo rodea no existe porque sí, todo viene de Dios:la Sagrada Escritura dice:“Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó.(Gen 1,27)

Introducción

Esta verdad ha sido manifestada de diferentes formas y el mismo hombre ha utilizado imágenes para describir su creación y todo es importante pero lo realmente importante es tener la certeza de que es obra de Dios <don divino>

Desarrollo

El hombre es la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma (GS24, 3); solo él está llamado a participar, por el conocimiento y el amor en la vida de Dios. Para este fin ha sido creado y ésta es la razón fundamental de su dignidad.

El hombre es toda imagen y semejanza de Dios

La imagen y semejanza de Dios no está en lo físico, Dios es espíritu no cuerpo, cuando leemos en la Biblia que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, se está refiriendo al alma espiritual que el ser humano tiene, haciéndolo superior a otros seres vivientes que habitan la tierra. Es así como el hombre no es una cosa, sino una persona que puede pensar, amar, decidir, entender, hablar, componer, hacer cosas que ningún animal puede hacer.

Momento en el que hombre es imagen de Dios

Desde el mismo momento de su concepción es Dios quien da al hombre:

  • Aliento de vida
  • Dignidad de ser persona
  • Autoridad <dominar sobre el mundo de las criaturas>
  • La unidad de su cuerpo y  su alma
  • Ser hombre o mujer
  • El relacionarse con Dios, consigo mismo y con todo su entorno

Propósitos de Dios al crear al hombre a su imagen:        

  • Reflejar su naturaleza y  manifieste un aspecto de su esplendor infinito
  • La criatura es imagen de Dios por el hecho de que participa de la inmortalidad –no por su naturaleza, sino como don del Creador.
  • Plasmar sus propósitos, planes y voluntad en la tierra
  • Tener comunión intima con Dios
  • Amar a Dios sobre todas las cosas, luego a todo el que tiene semejanza con Dios, es decir a cada persona humana, pues todo ser humano esta hecho a imagen de Dios

Imagen de Dios para el hombre: Cristo.

El misterio del hombre se aclara, por tanto, sólo a la luz de Cristo, que es imagen perfecta “del Dios invisible generado antes de toda criatura” (Col 1, 15) y que nos introduce, mediante el Espíritu Santo, en una participación al misterio de Dios uno y trino.

Él nos ha revelado cómo es Dios. A la petición que Felipe hace a Jesús en la última cena diciendo “muéstranos al Padre y nos basta”, Jesús replica: “Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre, ¿cómo dices tú muéstranos al Padre? (Jn 14,8-11).

Por otro lado, cuando se dice que el hombre es imagen de Dios, se quiere indicar con ello que tanto el hombre como Dios tienen algo en común y es, la capacidad amar, la voluntad, el entendimiento y la libertad; en otras palabras, el alma del hombre es lo que lo hace semejante a Dios.

La imagen Divina que está en todo ser humano, resplandece en la comunión de las personas a semejanza de la unión de las tres personas divinas entre sí.

Desafortunadamente, por el pecado el hombre nace con una imagen deformada. Cristo, al redimirnos, no solo rehace esta imagen desfigurada por el pecado, sino que nos ha dejado dones para embellecerla aún más: nos dejó la gracia,  la Iglesia y en ella a los sacramentos. Por eso el momento de la crucifixión es la mayor muestra de amor, de libertad. El hombre se conoce mejor a esta luz y muchas realidades que eran incomprensibles como el sufrimiento humano y la muerte se comprenden y aclaran gracias a que Cristo se encarnó, murió y resucitó. Por eso se comprende que al final del Evangelio Jesús ordene a los discípulos que vayan por todo el mundo y bauticen en nombre de la Trinidad y enseñen lo que Él ha mandado (Mt 28, 19 y ss).

Conclusiones:

*       Todos los seres humanos desde ya somos imagen de Dios –a imagen de Cristo, aunque todavía no sea manifiesto lo que llegarán a ser sobretodo al fin de los tiempos, cuando el Señor Jesús vendrá sobre las nubes del cielo, para que Dios “sea todo en todos” (1 Cor 15, 28).

*       Todo Viene de Dios. Es Dios mismo quien hace este don especial al hombre. El hombre lo recibe gratuitamente; no es por tanto una conquista humana o una obra del hombre.

*       La actitud del hombre ante su creador ha de ser siempre de alabanza a Su grandeza y acción de gracias por Sus prodigios. (Sl.104)

 

Taller:

  1. ¿Eres consciente de la dignidad que tienes?
  2. ¿En qué momento crees que se  deformó la imagen que Dios te dio?
  3. ¿Cómo expresas gratitud hacia tu Creador?

 

Bibliografía:

Biblia de Jerusalén
Catecismo de la Iglesia Católica
Catholic.net
Infovaticana