• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg


COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO.

 GUÍA DE PREDICACIÓN

Julio 22 / 2015

JESÚS, HOY TE PREGUNTA ¿QUIÉN SOY PARA TI?

Mc.8, 27-30

 

Objetivo

Individualizar la pregunta en la asamblea, permite que cada uno de los asistentes dé verdadero valor al acontecer de Jesús en su propia vida, es dar fe, no solamente de un caminar a su lado, sino una total rendición ante él, que es su Salvador Eterno.

Introducción

Toda pregunta requiere de una respuesta y para poder responder hay que saber. Dar respuesta a quien pregunta requiere de especial atención, es a Jesús a quien respondemos hoy, a pesar de que Él todo lo sabe, exige de nosotros una respuesta, que cada uno da conforme a su experiencia, como lo hicieron varios de los discípulos, excepto  Pedro.

 En este pasaje, Jesús hace dos preguntas a sus discípulos. La primera sobre la creencia de la gente: ¿Quién es para la gente el Hijo del Hombre, Jesús, el Mesías? La gente ¿a quién considera como Hijo de Dios, enviado a los hombres para su salvación? La segunda pregunta de Jesús es más directa porque va dirigida a cada uno y se refiere a nuestra fe en Jesucristo: "Según ustedes, ¿quién soy yo?"

Desarrollo

Vemos en el texto a un Jesús trabajador,en Galilea, estuvo sanando y enseñando, ahora visita los poblados y aldeas en compañía de sus discípulos, siempre con un único fin, hacer el bien, trabajar a favor de los necesitados, un Jesús que asume la debilidad y el sufrimiento del ser humano y a su vez va revelando quién es el Mesías y cómo  actúa.

"Y en el camino" Frase relevante en el evangelio de San Marcos que inicia narrando como Juan Bautista vino a preparar el camino del Señor, también la encontramos en 9,33; 10,17 y 10,32, 52 para recordarnos que Jesús y sus discípulos están en camino a Jerusalén, donde Jesús será crucificado.

“¿Quién dicen los hombres que soy yo?” ¿A quién hace Jesús esta pregunta? a quienes El había elegido, enseñaba para que fueran sus testigos, sin embargo unos le respondieron diciéndole: “Juna el Bautista, Elías, o alguno de los profetas”, los discípulos aun no entendían el mesianismo de Jesús, mientras que para la gente es un gran hombre que obra milagros,para ellos el Mesías que es un super-hombre – un hombre como los demás excepto por su gran poder. Jesús utiliza este poder como atracción de la gente hacia él mismo a través de amor. Su amor se expresará en negarse a sí mismo para cargar la cruz.

"¿Yvosotros, ¿quién decís que soy yo?"La pregunta de Jesús es enfática y directa, también en nuestros días «mucha gente» piensa que Jesús es un gran profeta, un maestro de sabiduría, un modelo de justicia. También hoy Jesús pregunta a sus discípulos, es decir a nosotros, a todos nosotros: « ¿Pero ustedes, quién dicen que soy yo?». ¿Un profeta, un maestro de sabiduría, un modelo de justicia? O quizá solamente ¿un solucionador de problemas? ¿Qué responderemos nosotros?

Esta sí es una pregunta fundamental y muy importante. Podemos hablar sobre lo que la gente cree, o en dónde pone su confianza, su felicidad y salvación, o incluso sobre qué dicen otros de Jesucristo. Pero lo realmente importante es que veamos quién es Jesucristo para nosotros, también somos sus discípulos, somos sus seguidores; por eso importa mucho que tengamos ideas claras sobre Él, que le conozcamos cada vez mejor y que le amemos muy sinceramente, que recibamos sus enseñanzas y vivamos conforme a ellas.

"Tú eres el Cristo"  Pedro, en nombre de los Doce, profesa su fe en Jesús como «Tu eres el Cristo>>  Antes de la muerte de Jesús, el sumo Sacerdote le pregunto: ¿Eres tú el Cristo, EL Hijo del Bendito?, en este caso es a Él a quien se le pregunta y El responde. <<Si, yo soy>>(Mc.14, 61-62). Esta inspiración que tuvo  de modo único Pedro, sucede también en cada cristiano que madura su fe en Jesús, el Cristo, el Hijo del Dios vivo, el salvador.

"Y les advirtió que no hablaran de él a ninguno" (v.30),por ahora, no es apropiado. Cuando llegue ese momento, será Jesús mismo, no los discípulos, el que rompe el secreto.

Conclusión

Lo importante no es solamente seguir a Jesús, es estar convencido de quién es El, profesar la fe en el Cristo el Salvador del Mundo, más cuando vemos que el evangelio de Mt. 16, 13-20 (paralelo) nos da una clara visión del propósito que tiene Jesús. “darle vida a su Iglesia” Nuestra relación con Jesús edifica la Iglesia, y para iniciar su construcción, Jesús tiene necesidad de encontrar en los discípulos una fe sólida, una fe que confía en Él. Esto es lo que Él debe verificar en este punto del camino. Y por eso formula la pregunta.

Taller

Hagamos nuestra propia confesión de fe, todos juntos y digamos por tres veces en actitud orante:

Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.

 

Bibliografía:

Biblia de Jerusalén
Catholic.net
www.vicariadepastoral.org