• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

FUNDACIÓN HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

Guía de Predicación

Octubre 21, 2015

Tú eres canal de bendición (Integridad)

Textos base St. 4,11; Gal.5, 22

Objetivo

Reconocer que Dios nos ha regalado la salvación como  la más gloriosa bendición y  que además nos permite el privilegio de ser sus colaboradores en este plan de salvación, siendo luz en medio de las tinieblas y canal de bendición para que su pueblo pueda vivir con esperanza y santidad.

Introducción

Limpieza Del Canal De Bendición

Si yo soy el canal de bendición, entonces necesito ser hacedor de la Palabra antes de predicar sobre las cosas del Señor. Porque la predicación más eficaz es la que se realiza con el propio testimonio, es decir, vivir en la propia vida lo que se desea enseñar.

Para llevar a otros a la santidad, se necesita primeramente  vivir una vida santa. Para ser creíbles y conducir a otros al gozo celestial, se debe vivir una vida llena del gozo del Espíritu Santo. Hay personas que hablan de Jesús, del Resucitado, pero sus rostros reflejan una amargura, desesperanza, una angustia de muerte continua. ¿Dónde está su testimonio?

Existe el peligro de que en algunas circunstancias del servicio,   como la actitud de entrega, la preocupación y donación por la condición ajena,  hace que se  olvide y se  descuide la propia limitación del servidor.

Evitar la vanagloria del corazón humano que es un grado de carnalidad. Esta es una tentación del servidor que busca ver y resaltar los frutos de su labor, cuando los milagros, las conversiones y las sanaciones se deben únicamente a la acción Poderosa y Misericordiosa del Señor. El servidor solamente es un privilegiado canal de bendición.

Humildad en el servicio (cfr.Hch.2, 37). Pedro no hizo alarde de su prédica que además era una acusación. Cuando le preguntaron ¿hermanos que debemos hacer? Pedro contestó: “Vuélvanse a Dios  y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo, para que Dios perdone sus pecados y así Él les dará el Espíritu Santo”. El servidor muestra a Jesucristo y hace un llamado al arrepentimiento. Evita hacer show. (Buscar que su labor sea recompensada con el reconocimiento y admiración de la gente).

Desarrollo

El Señor, al permitirnos ser Canal de bendición para otros por su Divina Gracia, nos permite reconocer que también tenemos limitaciones, solo así se evita que el brillo, el éxito y el querer aparecer nos lleve a la vanagloria.

En las Sagradas Escrituras se relacionan varios personajes que vivieron como debe vivir el verdadero servidor del Señor.

  • El profeta Elías después de su éxito en el monte Carmelo sobre los falsos profetas de Baal, terminó bajo una retama llorando por su vida y quejándose al Señor y Él lo fortalece diciéndole “Levántate y anda que hace falta mucho por caminar” (cfr.1Ry.18,20-19,7).
  • El apóstol Pablo reconocía y se alegraba de ser débil porque así se mostraba en él el Poder de Cristo. También se alegraba de las dificultades, las persecuciones, las necesidades, los insultos y decía:Cuando más débil me siento es cuando más fuerte soy”  (cfr.2Co.12.8-10) Su fuerza la tenía puesta en Cristo a quien debía mostrar durante toda su misión.
  • Juan Bautista, el último profeta del Antiguo Testamento y el primero del Nuevo Testamento, decía: “Esta es pues mi alegría que ha alcanzado su plenitud es preciso que Él crezca y que yo disminuya” (Cfr.Jn.3,30). El profeta muestra la humildad como canal de bendición que debe tener el servidor.

Porque para mantener limpio el canal de bendición es necesario que el servidor dirigido por el  Santo Espíritu mengüe, se abaje para que El Señor crezca y sea el invitado de honor.

Durante la vida de formación de un servidor se estará insistiendo  permanentemente en la práctica de la oración, la lectura de la Palabra, la Eucaristía, la fraternidad, el ayuno. Hasta que se convierta en hábito que ya no pueda vivir sin éstas herramientas (que sea como el aire para vivir) solo así el canal de bendición permanecerá limpio.

Para complementar la dinámica de mantener limpio el canal de bendición es loable leer y analizar los textos: Gal.5, 22-6,4; St.5,13-16. Allí encontramos elementos valiosos: El Espíritu produce alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y  en Santiago encontramos oración, alabanza, intercesión, sanación.

Conclusión

Nadie puede recibir nada si no se le ha dado del cielo. Jn.3, 27. En el corazón de Dios arde el deseo de encontrar hombres y mujeres que crean en El y que le crean a El, que tomen la decisión de  llevar una vida conforme a su corazón, que arriesguen todo por El, por su evangelio, que muestren a través de su testimonio al Dios Vivo, al Resucitado, y que el canal de bendición permanezca limpio dejando actuar su Divina Gracia para que sus promesas se realicen con Fuerza y con Poder y seguir realizando cosas extraordinarias en su pueblo a través de ellos. Dios quiere darnos en abundancia con generosidad sobre todo en el área espiritual.

Permanecer bajo la protección del Santo Trino y atreverse a vivir la experiencia maravillosa de colaborar en el  plan de salvación, es el máximo privilegio que puede y debe anhelar todo cristiano.

Taller

  1. Leer y analizar el capítulo 12 de la segunda carta del apóstol Pablo. Hacer un resumen de cómo realizaba el servicio  Pablo y cómo mantenía limpio el canal de bendición.
  2. Comparando el servicio de Pablo con el servicio que estás prestando ¿Qué puntos tienes favor y qué puntos tienes para mejorar.
  3. Enumere 4 razones para permanecer unidos en Cristo.

Bibliografía

  • Las  Sagrada Escrituras,   Biblia de Jerusalén
  • JUANES, Benigno. Formar para servir. Segunda Edición Librería Minuto de Dios, Bogotá, 2005
  • ORTIZ,Juán Carlos. Vocación de Discípulo. Librería  Minuto de Dios, Espíritu y Vida.