• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

FUNDACIÓN HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

GUÍA DE PREDICACIÓN

Marzo 2, 2016

QUIEN SE SIENTA ATRAIDO POR CRISTO ¿QUÉ ES LO QUE DEBE HACER?

Evangelio de san Lucas 3,10- 14

Objetivo:

Cuestionar la vida que llevamos para saber si estamos verdaderamente sintonizados con el Reino de Dios y si no es así, hacer lo que sea necesario para dar frutos de conversión.

Introducción:

“Entonces la gente le preguntó ¿Qué debemos hacer?” (Lc 3,10)

Es indispensable que el creyente se cuestione permanentemente sobre la clase de vida que lleva, sobre su obrar en la familia, en el trabajo y en su entorno en general. El Bautista es claro en este pasaje donde nos advierte de algunas cosas que debemos hacer, conductas que debemos abandonar si es que realmente queremos dar buenos frutos, frutos acordes con el plan de Dios.

Desarrollo:

Dice la Palabra que los que se acercaban a Juan querían bautizarse, cautivados por la predicación del Bautista, preguntaban qué otra cosa podrían hacer para que todo eso que él les decía sucediera en sus vidas, Juan les respondía exhortándolos a un cambio radical de vida, no se trata de dejar el trabajo o sus funciones, se trata de hacerlo bien, dice a algunos que cobraban impuestos: No cobren más de lo que deben cobrar, o a unos soldados: “No le quiten nada a nadie, ni con amenazas ni acusándolo de algo que no haya hecho”, todo estopara que se notara claramente que se habían vuelto al Señor.

Convertirse es, con ayuda de la gracia divina,  dar un giro radical en la existencia, requiere un examen exhaustivo de la forma de vida que llevamos en todas las áreas de nuestra vida, la vida en pareja, ¿cómo estoy amando a mi esposa(o)? en familia, ¿doy a mi familia realmente el tiempo que necesita? en el área laboral por ejemplo, qué tan rectas son las cuentas en mi trabajo, ¿estoy pagando lo justo y soy justo en todo con aquellos que trabajan para mí? Si eres empleado(a), ¿cómo estás manejando el tiempo de trabajo por el que te pagan?, ¿aportas todo el dinero que se necesita para tu familia o gastas en alcohol u otras cosas superfluas el dinero que te da el Señor para el sostenimiento de tu familia? En fin, revisar también el área de la salud, espiritual, del esparcimiento, el área intelectual, etc. Todas las áreas que hacen de nosotros seres integrales y así darnos cuenta si verdaderamente estamos en sintonía con el Reino de Dios, es decir con el Gobierno de Dios en nuestra vida, pues, convertirse implica no solamente adherir a Cristo, sino darle el control de nuestra existencia, es una donación total de nuestra persona a Él.

Convertirse y bautizarse es la respuesta del Bautista, es decir un cambio total en la vida y sumergirnos en las aguas profundas del Espíritu que nos conduce a la santidad, que no es otra cosa que obrar el bien permanentemente, obrar con amor y con un corazón puro.

De allí la necesidad de tomar conciencia de nuestro bautismo que nos saca de la oscuridad a la luz de Cristo, que nos regenera y renueva en el Espíritu Santo y nos agrega al nuevo pueblo de Dios que, con fidelidad generosa se prepara para entrar en el reino glorioso y en la posesión  de  la herencia celestial.

 

Conclusión:

Ser católico bautizado conlleva nadar en contra corriente del mundo y comportarse de tal manera que se vean los frutos de la conversión. En el bautismo el Espíritu se posesiona del creyente, lo agrega al cuerpo de la iglesia y le da la certeza de que ha entrado en el reino de Dios.

Taller:

  • Y tú ¿que debes hacer?
  • ¿Te has preguntado si estás dando frutos de conversión?
  • ¿Tienes verdadera conciencia delo que significa que eres un bautizado?

 

Bibliografía:

Vocabulario de Teología Bíblica, X. León Dufour
Catholic.net
Biblia de Jerusalén