• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

MINISTERIO DE EVANGELIZADORES

 

GUIA DE PREDICACION

Abril 27/ 2016

 

LUCAS 9, 37- 43a

LA FE, DON PARA SER EFICAZ

 

OBJETIVO

Comprender el sentido de la eficacia de la fe en el obrar y el quehacer diario de la comunidad, la familia, el servicio, con el fin de disponernos en el camino de la persona de Jesús experimentando el poder que libera y que vence el mal.

INTRODUCCIÓN

El texto de Lucas nos muestra la acción fallida de los discípulos frente a una situación o circunstancia adversa, que esclaviza al ser humano, Jesús la relaciona con la falta de eficacia y la potencia de la fe. De esta manera, la eficacia en la lucha contra el mal, depende de la fe que desarrolla el discípulo para vencer. Si bien todos tenemos fe en alguien o en algo, el secreto está en descubrir la verdadera fe que nos ofrece Dios, Señor omnipotente y misericordioso que actúa donde hay fe; eficaz en la vida cotidiana en la medida en que escuchemos su voz y le obedezcamos a la manera que lo hizo la persona de Jesús, quien en obediencia a pesar de todas las veces que el diablo lo tentó (cf. Lc. 4, 1,13), fue firme respondiendo con su palabra escrita.  Tener una fe tan grande como el grano de mostaza para decir al sicómoro: arráncate y trasplántate al mar y el obedecerá, como lo afirma el evangelio Marcos, es desarrollar la capacidad que el buen Dios le ha dado a todos sus hijos para actuar frente al mal, es decir la gloria capaz de ponernos en el camino de Jesús para liberar, para salvar.

Que la fe que Dios ha dado a sus hijos y discípulos, la acrecentemos a través de su palabra y oración, convencidos de que Él dará la victoria sobre el mundo y sobre todo el mal (cf. Jn 2,13).

 

DESARROLLO

 

Para entender el texto de Lucas que se nos propone, partimos de la incapacidad de los discípulos para liberar del mal. Esta acción no es consecuencia de la ausencia del Señor, quien está siempre presente, sino de la ausencia de esa fe en el discípulo, quien debe hacer presente esa fuerza de Jesús en el mundo. Teniendo como base este dato desarrollamos los elementos importantes que nos muestra el texto para que nuestra fe sea eficaz:

1.    (v.v. 37):…al día siguiente: ¿Cómo llevar el día cotidiano en el presente? Jesús y sus discípulos  bajaron del monte y mucha gente salió al encuentro: Jesús no está eclipsado.

  • Monte es oración, el lugar de la transfiguración
  • Se acude a la persona de Jesús, acto de ir a su encuentro

2.    (v.v. 38). El clamor del padre por su hijo: En esto, un hombre de entre la gente empezó a gritar: «Maestro, te suplico que mires a mi hijo, porque es el único que tengo, y he aquí que un espíritu se apodera de él y de pronto empieza a dar gritos, le hace retorcerse echando espuma, y difícilmente se aparta de él, dejándole quebrantado. dos elementos aquí

  • El grito alude a la esperanza: Ver  esperanza, confianza, seguridad en Jesús
  • Da a conocer la necesidad del único hijo, es decir el amor de un padre por su hijo. Nosotros somos los amados del Padre.

3.    (v.v. 39): la fe eficaz libera: La libertad del ser humano consiste en aceptar a la persona de Jesús, como Señor, para ser señor de sí mismo. El hombre no es pastor de sí mismo, siempre necesita de una guía. Jesús hace libre al ser humano para que viva y sea feliz. De esta manera, quita sus mascarás (espumas) para que no quede en muerte, sino en el campo de la vida.

4.    He pedido a tus discípulos que lo expulsaran, pero no han podido. Los discípulos no han podido vencer el mal, esto impotencia porque sencillamente no han entendido, y siguen presos del mal. Sin embargo para el Buen Dios no hay nada imposible (cf. Lc 1,37). De esta manera se necesita desarrollar, potencializar la fe para que esta sea eficaz. El meollo del asunto es aceptar o rechazar la palabra de Jesús.

  • Los discípulos son incapaces de liberar el mal
  • Nada es imposible para Dios
  • Superar la incredulidad potenciando la fe

5.    (v.v. 41): Respondió Jesús: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros y habré de soportaros? ¡Trae acá a tu hijo!:Jesús relaciona la incredulidad con la posibilidad de vencer:

  • Ya les había dado autoridad y poder  Lc 9,1-2, pero no es usada
  • La incredulidad es la impotencia para desarrollar la fe y actuar con eficacia
  • La petición de Jesús, traer al hijo, es pedir al discípulo que se concretice su fe, confiando no en lo que nos es posible, sino en aquello que es posible para Él.

6.    (v.v. 42-43): El mal se vence con calma y con proceso:

  • Use la autoridad, no la fuerza
  • Libere a las personas para que tomen conciencia de su fe
  • Saque a relucir la acción de Dios, hágala visible.

CONCLUSIÓN

En quién tienes tu confianza, ¿alguna vez has dudado del poder de Jesús como los discípulos y Él te muestra sus obras poderosas? pégate de esas cosas que él ha hecho en tu vida y en los tuyos. Cree en el poder que te ha dado el Señor para hacer cosas mayores que las que él hizo. El poder de la fe y la oración Jn 14, 12-14 el que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre.

Superar la incredulidad para vencer el mal y ser potencia de fe en el mundo, sin perder la esperanza, siendo constructor de vida y no de muerte, actuando con eficacia y libertad para liberar a otros.

 

TALLER

  1. ¿A qué te comprometes para que tu fe sea eficaz?
  2. ¿Cuáles van a ser tus pasos para que tu fe se desarrolle en tu quehacer cotidiano?
  3. ¿Crees en el poder que tienes para sanar, liberar y proclamar el reino de Dios?

BIBLIOGRAFÍA

  • Biblia de Jerusalén,
  • Biblia edición Paulinas
  • Concordancias de Sociedades Bíblicas
  • Diccionario Bíblico.
  • STIORNOLO, Ivo. Cómo leer el evangelio de Lucas: Los pobres construyen la nueva historia. San Pablo, Bogotá 2008.