• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg
 
 
COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO
 
GUÍA DE PREDICACIÓN
Mayo 18 - 2016
POR LA GRACIA CRISTIANA, EL CORAZÓN DEL HOMBRE ES LIBRE
Texto base Lc. 4, 40-44
 
OBJETIVO
 
Permitir que a través de nuestra fe, la gracia que Dios da gratuitamente actúe mediante Jesús sanándonos, liberándonos y restaurándonos con el fin de ser proclamadores del Reino de Dios en el mundo de las comunidades y familias.
 
INTRODUCCIÓN
 
La gracia de Cristo es el don gratuito que Dios nos hace de su vida infundida por el Espíritu Santo para sanarnos del pecado y santificarnos. Es la manifestación gratuita de la bondad de Dios. Todo bautizado recibe este maravilloso regalo, por la gracia, Dios nos hace hijos y partícipes de su naturaleza divina. Ella nos sana de absolutamente todas nuestras enfermedades, dolencias, rompe estructuras, lo cual nos lleva a la libertad de nuestro corazón oprimido, enfermo. Como sabemos, esta misma gracia es nuestra torre de control, la que dirige nuestra ruta de vida. Ahora cabría plantearnos una pregunta sobre el texto del evangelio Lc 4, 40 ¿cuáles serían esas distintas enfermedades por las cuales estamos enfermos?
 
DESARROLLO
 
Jesús se prepara para la misión en el desierto (cf. Lc 4, 1 - 13). En el evangelio de Lucas 4, 14 encontramos cómo Jesús inicia su misión lleno del Espíritu Santo declarando osadamente para qué ha venido al mundo. En Lucas 4, 16 - 20 Jesús anuncia la peculiar misión que ha recibido de Dios. Lucas sigue a Jesús de pueblo en pueblo. Y nos describe como Jesús actúa en libertad y coherencia con su misión, liberando, sanando sin discriminar sexo o condición, de ahí que le llevan a todos los enfermos de distintas enfermedades a quienes Jesús acoge  amorosamente, entra en contacto con ellos a través de sus manos cuando se las impone.
 
  1. Al ponerse el sol (v.v 40). Terminaba el sábado, día de reposo obligatorio y entonces podían cargar a los enfermos para llevarlos a Jesús.  En Lucas 1,78 nos dice que Dios en su misericordia nos ha traído el sol de un nuevo día, ese sol es el mismo Jesús que nos trae liberación y sanación. Él tomo nuestras debilidades y cargó con nuestras enfermedades (cf. Mt 8,17) un nuevo comienzo, un amanecer nuevo, este sol de amanecer disipa la oscuridad, hace que germine la tierra que estaba desierta y que florezca yo misma(o) donde Dios me ha plantado. 
  2. Todos los que tenían enfermos: El texto de Lucas nos habla de que llevaron a todos los que tenían enfermos. Podríamos referirnos a la comunidad que se integra en el servicio y la preocupación por el prójimo débil e indefenso. Más aún todos son conducidos hacia la persona de Jesús, sin interesar su condición. Es decir la corresponsabilidad de todos por la salvación de todos.
  3. Y Él puso sus manos Sobre cada uno. Jesús les imponía las manos, entrando en contacto, lo que designa el respeto y el interés por el individuo, "uno por uno". Esto significa que la persona de Jesús no tiene reparo para acercarse a quienes están equivocados y enfermos, pues está seguro de que lo que cura el corazón es el amor que trae a la nueva vida, Jesús integra a todos sin discriminación ni exclusión. Son esas mismas manos del Padre que a través de su hijo recrea su criatura y de manera integral restituye a cada uno.
  4. Tú eres el hijo de Dios: En Mateo 14, 33 encontramos ésta misma proclamación de fe en labios de los discípulos de Jesús. El testimonio de los demonios nunca servirá para llevar a la gente a la fe verdadera, Jesús vino para que la misma gente lo reconozca y por iniciativa de ellos mismos sea proclamada esta fe. De manera que así como llegó el nuevo sol, según Lucas, también ante él huyen las tinieblas, reconociendo en su derrota su propia identidad. Por ende, no basta con saber quién es la persona de Jesús, es importante también adherirse a él para hallar libertad y salvación, la cual posteriormente debe ser proclamada y anunciada más allá de los confines de la tierra (cf. v.v. 43-44)
 
CONCLUSIONES 
 
  1. La libre iniciativa de Dios exige la respuesta libre del hombre para acogerse a su misericordia y así mismo dejar penetrar los rayos de ese sol divino que vino para redimirnos.
  2. No hay verdadera libertad si no está centrada en el servicio de la verdad y la justicia para con nuestros hermanos.
  3. Lo importante es tener abierta el alma a la gracia de Dios, con ella basta.
 
TALLER
 
  1. ¿Querrías tú también llevar a otros a Jesús para que sean sanados y libres?
  2. ¿En algún momento de tu vida has sido tocado por la misericordia de Dios? Escribe en cuáles y cómo lo presentarías para que otros también lo descubrieran en su vida.
  3. ¿Crees que es importante evangelizar? ¿Qué estás haciendo hoy para lograrlo?
 
BIBLIOGRAFÍA
 
  • Biblia Dios Habla Hoy, Evangelio de San Lucas.
  • Pequeño Vocabulario Bíblico, Wolfgang Gruen, Luis Ernesto Tigreros.
  • Catecismo de la Iglesia Católica. ARTÍCULO 3 LA LIBERTAD DEL HOMBRE  CAPÍTULO 2 GRACIA Y JUSTIFICACIÓN.