• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO
Guía para predicación

Julio 27 / 2016

Tema: Una Voluntad Liberadora

Texto base: Lc 5, 12-16

 

Objetivo

Sensibilizar a las personas que buscan hoy la sanación y liberación de sus cuerpos y sus almas,  a que se acerquen y confíen en Jesucristo como único camino que nos lleva a la purificación y liberación de nuestras vidas.

Introducción

“Señor, si quieres, puedes limpiarme” Lc 5, 12.

La actitud denota no solo la humildad y respeto; revela además confianza.

“Quiero queda limpio” Lc 5, 13.

Jesús tiende la mano al excluido y demuestra el valor de una palabra: cercanía.

No se puede hacer el bien sin acercarse.

“vete, preséntate al sacerdote y haz la ofrenda…” Lc 5, 14

Al que era excluido de la vida social, Jesús lo incluye.

Desarrollo

a) La lepra enfermedad de por vida que excluía al enfermo de la sociedad, por consiguiente era marginado e impuro.

b) Nadie hubiera pensado que curarse de la lepra fuera tan fácil, lo único que precisó este enfermo fue acercarse humildemente a Jesucristo y pedírselo. Él sabía que Cristo bien podía hacerlo. Además, cree con todo su corazón en la bondad del maestro.

La lección de confiar en Cristo y en su infinita bondad, no es esperar que nos quite todos los sufrimientos de nuestras vidas, sino que nos ayude a llevarlos para la purificación de nuestras almas.

c) “Jesús se acercó y lo toco” Lc 5, 15

Jesús, en el momento que tocó al impuro se convierte en impuro, toma consigo nuestras suciedades, nuestras impurezas.

Como a los leprosos del tiempo de Jesús, al marginado de hoy se le excluye por ser indefenso en el vientre de una madre, al bebé en el seno materno porque no era deseado, se margina afectivamente,  marginación de rechazo, lleva consigo una herida de no amado.

Se margina al niño que no crece en el seno de un hogar porque sus padres trabajan o porque no es un alumno brillante.

El joven de hoy también tiende a marginarse porque muchas veces no encuentra espacios que le satisfagan.

Como creyentes en Jesús y su evangelio debemos preocuparnos y ver si aquellas personas con las que compartimos espacios -la casa, el trabajo, la comunidad- son personas marginadas y acercarnos a ellas como lo hizo Jesús: con un toque de amor, hacerlos cercanos, pues no se puede hacer comunidad, familia, paz, o el mismo bien sin acercarse al otro.

Conclusiones

1.      La voluntad de Dios siempre es buena, santa y perfecta.

2.      Jesús nos incluye, no excluye a nadie.

3.      El que se acerca a Jesús con confianza y humildad, él lo purifica y lo libera.

Taller

1.      ¿A quién has excluido?

2.      ¿Te has sentido marginado por enfermedad, o edad?

3.      ¿Haz confiado en Jesucristo tus dificultades o proyectos?

Bibliografía

- BIBLIA de Jerusalén. edición española

- MAZARIEGOS Emilio. en busca del hombre herido- Jesús cura y sana

- CONCORDANCIA. Dios habla hoy con deuterocanonicos

- CATOLIC.NET: http://es.catholic.net/op/articulos/11786/cat/337/senor-si-quieres-puedes-limpiarme.html(02-03-2016, 22.42)

- VOCABULARIOS de teología bíblica, x León Dafour