• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO
GUÍA DE PREDICACIÓN

Agosto 24 / 2016

SOLO JESUS DA SENTIDO A TU HACER

TEXTO BASE: Lc 6,6-11

 

OBJETIVO

Comprender cómo la persona de Jesús rescata la obra más preciada por Dios, superando los legalismos a un cumplimiento mayor de compromiso, para que las personas sean colaboradoras de su proyecto obrando y actuando a la manera de Dios, dando sentido a su hacer en el mundo de la familia, de la comunidad y de la sociedad.

 

INTRODUCCIÓN

En el pueblo judío el día sábado tiene una connotación relacionada con el descanso del trabajo para dedicarlo a las prácticas religiosas. Así como el trabajo del hombre imita la actividad creadora de Dios,  a su vez el sábado imita el día de reposo del Señor para la mentalidad judía. Sin embargo, para la experiencia cristiana el ser humano está autorizado para realizar sus actividades, ya que en este día también él puede obrar conforme a quien lo creó. De esta manera, salvar o rescatar a la humanidad no tiene un orden de connotaciones  o condiciones, regidas por leyes o normas, sólo ocasionará peligro y parálisis en el proceso de los seres humanos en cada una de sus áreas donde puede desarrollar y crecer para ser mejor. Lo que salva trae un nuevo tiempo, una nueva vida llevada a cabo con nuevas acciones que con seguridad transformarán la vida y todo lo que en ella se experimenta y se llega a descubrir.

Los escribas eran los encargados de hacer las leyes en el mundo de los judíos, elaboran al respecto una minuciosa lista de preceptos, los fariseos por su parte se encargan de hacerlas cumplir rigurosamente, so pena de ser castigado, pero las leyes en la condiciones de Dios no se estipulan  en unos parámetros cerrados y limitados, sino por el contrario los amplía, y de ahí, se comprende que el ser humano, obra el bien y eficazmente cuando sus manos son libres para obrar como Dios, colaborando en su proyecto, haciendo posible que reine la felicidad en las relaciones humanas, familiares, sociales y comunitarias.

 

DESARROLLO

El texto del evangelio de Lucas permite comprender que las acciones de la persona de Jesús van más allá de lo que el ser humano puede imaginar, dando interpretaciones novedosas e importantes que tienen como objetivo prioritario el rescatar la vida del ser humano. No se trata de abolir (eliminar) la ley sino de discernir las situaciones para que el hombre y la mujer, como seres libres, descubran nuevas percepciones de su vida que los encaminen a nuevas alternativas, dando oportunidad a nuevos cambios que con seguridad proclamarán las grandezas de Dios (cf. Lc 1, 46), actuando con disposición y prontitud. Es decir que la persona de Jesús invita con urgencia a llevar a cabo el cumplimiento de la ley, pero de una forma diferente y mayor en la que no hay nada más relevante que salvar, rescatar la vida, aunque ésta no esté en peligro mortal: salvar una vida en vez de destruirla (cf. Lc 6,9).

Lc 6,5 dice: El hijo del hombre tiene autoridad sobre el sábado. Con esta expresión se puede interpretar que el día sábado es sábado de Dios, sábado que correspondería a todos los días, como posibilidad para entregarse como don por el bien de toda la humanidad. Por eso cada uno de nuestros días debe estar orientado a agradar al Señor con la vida, las actitudes, las acciones y con el esfuerzo de hacer siempre lo que es justo para que la humanidad sea transformada, aunque suene o se vea absurdo para algunos hombres, o vaya en desobediencia de sus propias leyes e intereses  (ejemplo: un médico que se niega a realizar un aborto).

En el contexto de Lucas nace la verdadera libertad cristiana que inmersa en el proyecto de Dios, realza la vida y el bien de la humanidad. Vivir el sábado por lo tanto es vivir de Dios y para Dios sin condiciones ni quebrantamientos. De manera que en el proyecto maravilloso de Dios todo está subordinado cuando se trata de hacer el bien a los demás, de ponerlos en el centro, de ayudarlos y promoverlos para que alcancen sus propias metas y lleguen a dar sus propios frutos como don de Dios, renovando y oxigenando la vida, la cual se rescata en la libertad y la alegría de servir, de amar y de abrir caminos para que fluya la gloria de Dios.

Curar a un hombre en el día sábado es un desagravio para las leyes del mundo judío, por ello no recibirá el aplauso de quienes le observan, por el contrario los especialistas de la ley se ofuscarán y deliberarán qué hacer con Jesús, quien ahora será un peligro para ellos, ya que desenmascara sus palabras y acciones, las cuales sumergidas en un amplia práctica religiosa, no estaban comprometidos con la vida, la solidaridad, la eficacia, la salvación, el bien de las personas. Lucas hace notar que más allá de ser un experto en leyes y conocimientos, lo importante son las personas, la vida no se puede disminuir porque la voluntad de Dios es que todos sean felices, y para lograrlo cada persona es responsable de aportar y compartir el bien, pensando en el otro, valorando sus acciones y buscando aprender de ellas sin sospecha o deliberando por sus acciones, sin llegar a interpretar el valor que renueva  y da nuevas luces en el camino del ser humano. Esa es la más grande riqueza que se puede guardar en el pan sabático.

De ahí que es interesante ver que el evangelista contextualiza esta situación en la sinagoga: otro sábado en la sinagoga (v. 6), es decir, el tiempo y el lugar de Dios, lugar de la escucha y del encuentro con el Señor para actuar como él, pues Dios quiere libertad y vida para toda su obra más preciada, comenzado por quienes la sociedad oprime y excluye.

¿Cómo actúa Jesús? Las acciones que el texto revela son importantes:

  1. Levántate es lo mismo que decir resucita,  luego aquello que estaba paralizado ahora recobra la vida. Pero cómo saber que esto es posible:
  2. Coloca al hombre con la mano seca en medio de todos, es decir aquel que era excluido, ahora es el centro de la atención de todos. Nadie puede amar sino es amado. De esta manera cuando se valora al ser humano por lo que es, entonces el ser humano, no sólo aprenderá amar a Dios, también aprenderá a ser prójimo amando a los demás, haciendo el bien.
  3. Restablece su mano (apekatestáthe: reconstruida como al principio), es decir su hacer, su obrar es saludable y apropiado para lograr que otros también vivan en don del Señor, el cual da la vida sin medida. Pero para que su hacer y su obrar sea eficaz es importante el bien del ser humano, puesto que la libertad (mano) es la posibilidad de alcanzar un camino nuevo de vida que muestre el rostro de la misericordia, de la verdad, de la belleza y la bondad como frutos de estar en el mismo canal con el Señor.

 

CONCLUSIONES

  1. El mero cumplimiento de las leyes no garantiza que estemos siendo justos a los ojos de Dios. Jesús no concibe que sea de mayor importancia el cumplimiento de una norma por quedar bien ante los demás o por temor a ser descalificado, que el bienestar común y hasta la vida de las personas. Cumplir la ley requiere de un absoluto compromiso con el bien de la persona.
  2. Por lo general cada vez que cumplimos la voluntad de Dios vamos en contraposición con el mundo, de esta manera es necesario discernir cada situación para superar los obstáculos que se presentan en la vida y en el proyecto de Dios.
  3. Jesucristo nos enseña que la ley de Dios siempre superará las leyes de los hombres, es decir que ya no es el hombre para Dios, sino que es el mismo Dios para el hombre porque siendo Dios Amor, quiere que todos se salven y sean verdaderamente victoriosos y felices.

 

TALLER

  1. Desde tu rol,  ¿piensas que es fácil hacer la voluntad de Dios?
  2. ¿A qué te invita el Señor hoy con esta enseñanza?
  3. Si Jesús te preguntara en este momento: ¿cómo fue este día (sábado) para ti? ¿Será que tu silencio o tu respuesta le causaría enojo o tristeza? o por el contrario ¿podríamos contestarle que santificamos este día del Señor porque todo lo que hicimos desde el amanecer lo hicimos pensando en agradarle?
  4. ¿Cómo es la actitud que tomamos frente a las personas que actúan de manera distinta a nosotros? ¿Sospechamos de ellos? ¿Deliberamos por sus acciones o las valoramos y buscamos aprender de ellas?

 

BIBLIOGRAFÍA

  • BIBLIA DIOS HABLA HOY, 
  • BIBLIA JERUSALEN,
  • VOCABULARIO DE TEOLOGÍA BIBLICA (EDITORIAL HERDER, XAVIER LEON-DUFOUR),
  • CATOLIC.NET
  • STORNIOLO, Ivo. Cómo Leer el evangelio de Lucas: los pobres construyen la nueva historia. San Pablo, Bogotá 2008