• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

COMUNIDAD HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

GUÍA DE PREDICACIÓN

Abril 19 - 2017

LA FE DE LOS SENCILLOS AL SERVICIO DE DIOS

2 Reyes 5, 1 ss.

 

Objetivo

Llevar a la asamblea a comprender que a través de la fe de personas sencillas Dios puede obrar grandes maravillas.

Introducción

El relato que se nos narra en 2 Re. 5, 1 ss., nos lleva a una aventura de fe por una modesta sirvienta que a través de su iniciativa e invitación lleva a cada uno de los personajes por un camino de acción y fe. Más adelante por la intervención de unos siervos, Naamán es impulsado a obedecer lo que el profeta ordenó, y así encontrarse con la obra sanadora de Dios y reconocer por sus propios labios: “ahora reconozco, que no hay en toda la tierra otro Dios, más que el de Israel” (2 Re. 5,15).

Desarrollo

Ubicándonos en los personajes del texto y en cada una de sus situaciones, encontramos:

La sierva:la esclavitud alude a trabajos y situaciones especialmente duras, aquel que este dedicado al servicio de un amo. De ella solo se sabe su procedencia y su oficio, sujeta a que otros decidan por ella, su vida se desenvuelve entre servir y obedecer a su ama, pero nos sorprende esta esclava israelita, su fe y su creencia no había sido coartada ni apagada y con valentía se arriesga a dar su consejo.

La esposa de Naamán: toda situación difícil en un hogar genera desconcierto e incomodidades, esta mujer no debía estar pasándola muy bien, por esto escuchó el consejo de su esclava, y ¿quién mejor que ella misma para trasmitirle a su esposo el mensaje?

Naamán: oficial sirio, pertenece a la clase gobernante alta y goza del favor del rey. Una de las situaciones más difíciles para el hombre es la enfermedad; nos desestabiliza especialmente aquellas que causan exclusión como la lepra.

Los criados de Naamán: que ante el desanimo y la arrogancia de su amo lo alientan a obedecer lo que el profeta le había ordenado.

El profeta: hombre lleno de Dios, sabiduría y fortaleza, tenía el poder de hacer milagros, tanto reyes como gobernantes y pobres lo buscaban, pues Dios quería mostrar que lo había escogido para obrar milagros a través de él.

Después de este vistazo por los personajes del texto, podemos encontrar algunos puntos importantes para resaltar.

  1. Dios pone personas alrededor nuestro para ayudarnos y orientarnos. En tu circunstancia de empleo, no te has preguntado ¿Por qué estas allí y cómo Dios podría usarte en su favor?
  2. Nosotros podemos ser profetas que guían por buenos caminos o también por malos caminos. (falsos profetas)
  3. La fe se puede trasmitir desde la sencillez pero hay que arriesgarnos con la certeza de la criada que estaba dando el consejo. Dios se manifiesta a través de aquellos que no tienen títulos ni la importancia social ni política del resto de los actores.
  4. Dios se vale de siervas, esposas, hombres como Naamán que estén necesitados de Dios y profetas verdaderamente convencidos de que quien sana es el poder de Dios y que posean el carácter mediador entre el creador y el pueblo.
  5. La fe para producir frutos necesita:
  • Esclavos:No del mundo, sino rendidos al señor: “he aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra” Lc. 1, 38.
  • Esposos (as):personas intercesoras, humildes, mediadores que escuchen el consejo de los pequeños.
  • Profetas: discípulos que saben que no son ellos quienes hacen la obra sino Dios a través de ellos. Un verdadero profeta es un garante de la alianza entre Dios y su pueblo. El mismo Eliseo rechaza toda recompensa por parte de Naaman, “por la vida del Señor a quien sirvo, no aceptare nada” (2 Re. 5, 16).  Por la fe el hombre somete completamente su voluntad e inteligencia al Dios que se revela. (Catecismo. 143).

Conclusión

Que en medio de nuestra sencillez e insignificancia podemos ayudar y conducir a los demás a vivir la gracia y la bendición del señor, a través de nuestra fe centrada en Cristo. Servirle a Dios es obedecerlo, serle fiel y adorarlo. Servir al hombre es estar disponibles; solo serviremos bien a Dios cuando sirvamos a los hombres.

Taller

¿A cuántas personas has influenciado para tomar el camino de la fe?

¿En tus circunstancias difíciles has escuchado y obedecido a aquellos que Dios ha utilizado para hablarte?

¿Has reconocido el actuar de Dios y aumentado tu fe cuando has logrado salir victorioso de tus dificultades?

Bibliografía

  • Catecismo de la Iglesia Católica
  • Biblia del Peregrino.