• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

Comunidad Hombres y Mujeres de Futuro
Guía de Predicación

Noviembre 7 - 2018

La Paciencia de Dios ante la Cizaña

Mt 13, 24-30

Objetivo

Reflexionar sobre la semilla del trigo y la cizaña, mezcla humana que nos acompaña tanto en nuestra persona interior, como a nivel de comunidad. Y si no aprendemos a reconocer la cizaña, nos causaremos mucho daño.

Introducción

Nuestro texto de predicación está en el capítulo 13 del evangelio de Mateo, llamado también el sermón de las Parábolas. La Parábola del trigo y la cizaña se desarrolla en torno al contraste de dos realidades opuestas: Una mala semilla amenaza la vida de la semilla del trigo. El final nos conduce a la victoria de la semilla del trigo. El trigo y la cizaña pueden estar juntos durante mucho tiempo, pero al final serán separados.

La cizaña simboliza el mal y le piden al sembrador que intervenga con todo su poder para exterminarla del terreno y en su lugar exaltar la semilla del trigo (Los buenos). Pero el sembrador enseña la Paciencia: “Dejen que juntos crezcan hasta la siega”.

Desarrollo

En el capítulo 13, Mateo presenta siete parábolas, cuyo tema central es el Reino de Dios. Estos relatos refieren la Parábola misma de Jesús, cuya finalidad es poner de relieve el éxito final del Reino, no obstante las dificultades que encontrará para su realización. Estamos en el centro del evangelio de Mateo, el corazón de este centro es la parábola del trigo y la cizaña. En ella aparecen las recomendaciones importantes para las comunidades de aquella época y para las nuestras hoy.

En tiempos lejanos y durante siglos los judíos habían vivido separados de las otras naciones por causa de la observancia de la ley de pureza. Y aún después de convertidos querían la pureza total, cualquier señal de pecado debía ser extirpada en nombre de Dios. (Expulsar a la persona de dentro de la comunidad).

En la nueva Ley de Dios que Jesús enseña pide lo contrario: la comunidad debe vencer la tentación de querer excluir a los que piensan diferente. La palabra de Dios que hace crecer la comunidad es buena simiente. Pero dentro de la comunidad aparecen cosas contrarias a la Palabra de Dios. ¿De dónde vienen?  (13, 24-26) Un enemigo lo hizo, uno que divide, que desvía. Esa tendencia existe en cada uno de nosotros. El deseo de dominar, de aprovecharse de la comunidad para subir, y tantos otros deseos que solo quieren el propio interés, duermen dentro de cada uno y causan división.

La reacción ante esta mezcla del bien y del mal es que se quiere arrancar la cizaña por temor a perder la identidad; expulsar a los que opinan diferente. Pero está no es la decisión del dueño de la tierra que es Dios, y Él dice: “Dejad que crezcan juntos hasta el tiempo de la siega”. Dios es paciente y le da tiempo a cada persona para que recapacite, y con esta actitud está esperando su conversión. Lo que va a decidir no es lo que cada uno habla y dice, sino lo que cada uno vive y hace. Dios nos juzgará por el fruto que hemos producido.

La fuerza y el dinamismo del Reino se manifiestan en la comunidad, aunque sea llena de contradicciones, es signo del Reino. Se necesita tener paciencia y convivir con las contradicciones y las diferencias, aunque los lideres tengan una opción clara por el Reino y su justicia

Conclusión

Con esta parábola, Jesús nos enseña a ampliar nuestros horizontes y asumir actitudes que estén de acuerdo con la manera como acontece el Reino de los Cielos en el mundo. La parábola responde al escándalo de algunos discípulos del Señor ante el mal en algunas personas. Pero también tengamos en cuenta, que ninguno de nosotros es completamente trigo (Los Santos se reconocen siempre pecadores), ni completamente cizaña (No hay nadie por malo que sea, que no tenga en el fondo del corazón algo bueno), en cada persona hay un poco de todo. Es mejor examinarnos continuamente y trabajar por la Santidad pues no nos corresponde juzgar sino evaluarnos a nosotros mismos cada día.

Meditar también los v.v 36- 43 del capítulo 13.

Taller

  • ¿Qué significa la cizaña y por qué no fue arrancada inmediatamente?
  • ¿Qué diferencia hay entre la actitud de los empleados y el dueño de la tierra?
  • ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención de la parábola?
  • ¿Comprendo qué cambios implican la paciencia de Dios con los que obran el mal?

Bibliografía

  • Biblia de Jerusalén.
  • Cardenal Carlos Mesters. Misericordia quiero y no sacrificios.
  • P. Oñoro Fidel.cjm. A la escucha del Maestro.