Temas de Predicación 2.024

Esta guías son una ayuda para que tú puedas compartir la Palabra de Dios en cualquier ámbito: grupo de oración, asambleas de crecimiento, familia, etc. Pídele ayuda al Espíritu Santo para investigar, estudiar y elaborar las fichas y/o esquemas de tu predicación. Estamos seguros que él acudirá a tu llamado y así el resultado será el mejor, pues no será por tus habilidades sino por la inspiración recibida. Recibe un abrazo fraterno en Jesús y María.

 

Semana del 1 al 3 de Agosto de 2.024

Título SIGNOS CLAROS DE QUE EL ESPÍRITU SANTO ESTÁ EN TI
Texto guía Gal. 5, 22
Objetivo

Saber en qué medida estamos dejando obrar al Espíritu de Dios en nosotros, para progresar cada vez más en la recuperación de nuestra imagen y semejanza con Cristo.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo

Incluídos en la guía

Semana del 22 al 27 de Julio de 2.024

Título LA ALEGRÍA DE LA VIDA EN CRISTO
Texto guía Jn. 15, 9-17
Objetivo

Aprender qué es la verdadera alegría del creyente y cómo vivirla.

"OS DIGO ESTO PARA QUE MI ALEGRÍA SEA PERFECTA EN USTEDES"

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo

(Jn 3,29) (Jn 16,22) (Fl 4,4)

Semana del 15 al 20 de Julio de 2.024

Título PERDONAR, UNA EXPERIENCIA LIBERADORA
Texto guía Mt. 18, 23-35
Objetivo

Aprender que cuando no perdonamos a quien nos ha ofendido, la ira y el rencor se anidan en el corazón haciéndonos mucho daño.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo

(Is 31,5) (Is 55,7) (Mt 6,14-15) (Lc 17,4) (Sir 28,4-6)

Semana del 8 al 13 de Julio de 2.024

Título ¿SOBRE QUÉ ESTÁS CONSTRUYENDO TU VIDA?
Parábola de la casa construída sobre la roca
Texto guía Mt.7, 24-27
Objetivo

Reflexionar acerca de cómo estoy construyendo mi vida, cuál es el piso que me sostiene para que pueda tomar buenas decisiones que me permitan iniciar un nuevo proyecto que tenga su base en Jesucristo que es la roca firme.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo

Lucas 6, 47-49; Efesios 2,20; Lucas 11, 28; Santiago 1, 22-25

Semana del 1 al 6 de Julio de 2.024

Título UNA CONVERSIÓN QUE NOS LLEVE A VIVIR LA JUSTICIA
Parábola del rico avaro y el pobre Lázaro
Texto guía Lc. 16, 19-31
Objetivo

Reflexionar acerca de cómo estamos viviendo una verdadera conversión, que nos lleve a ser buenos administradores de los bienes materiales que tenemos aquí en la tierra, para ser justos y desprendidos especialmente con los más necesitados y pobres de esta tierra; porque donde está tu tesoro está también tu corazón (Lc. 12, 34)

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo

Lucas, 12, 16-21; 34 / 1 Timoteo 6, 7-10; 17-19 / Proverbios 11, 28
Se recomiendatambién escuchar la Lectio Divina de esta parábola del Padre Fidel Oñoro por YouTube.

Semana del 17 al 22 de Junio de 2.024

Título LA ORACIÓN, TRATO DE AMISTAD CON DIOS
Parábola del publicano y el fariseo
Texto guía Lc. 11, 5-13
Objetivo

Reconocer el rostro de Dios no solo como Padre, sino también
como el rostro de un amigo, un amigo íntimo, tan cercano, que nos
atrevemos a importunarlo a cualquier hora porque sabemos que nos ama.

Introducción

Jesús cuenta esta esta parábola en medio de la enseñanza a sus discípulos que le han pedido: Señor enséñanos a orar, (Lc 11,1-4) y Él les responde enseñándoles el Padre Nuestro, donde el rostro de Dios claramente es el rostro del Padre, pero aquí el Señor nos muestra un rostro diferente de Dios, nos dice que la oración se entiende también en un ambiente de amistad, Dios se nos presenta como Amigo.
Santa Teresa de Ávila reconoció a Dios como un amigo muy cercano y dijo: “Orar es tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama”.
Hoy Jesús nos está cuestionando con esta parábola sobre cómo somos
nosotros como amigos, con aquel que llama a nuestra puerta sin avisar, ¿le acogemos? Sabemos que tiene necesidad y está tocando a nuestra puerta, viene con hambre, cansado, necesitado de un techo.
El Señor nos dice claramente que insistamos y más si se trata de ayudar a alguien, esto es perseverancia al orar.
Nos habla de tres actitudes, de que no nos quedemos quietos: Pidan, Busquen, Llamen, pero siempre con humildad, como necesitados y el
Señor responderá nuestra oración con lo que necesitamos no lo que
queremos.
Lo que el Señor quiere darte siempre es Su Espíritu Santo. La respuesta
de Dios a tu oración siempre es cara a tu salvación y el Espíritu es Su
Don por excelencia.

Conclusión

Si de mi oración al Señor no obtengo lo que pido, siempre obtendré un
bien mayor, el Bien más importante que puedo recibir: Su Espíritu
Santo. Dios es el amigo Bueno que sabe qué es lo que necesitamos.

Se recomienda escuchar la Lectio Divina del texto propuesto por el
padre Fidel Oñoro en YouTube (Lc 11, 5-13)

Taller

  1. ¿Cuál crees que fue la razón por la que Jesús les dijo esta
    parábola?
  2. ¿Pones en duda tu fe, cuando el Señor no te responde? O, ¿cuál es
    tu actitud?
Textos de apoyo n.d.

Semana del 10 al 15 de Junio de 2.024

Título DOS MANERAS DE ESTAR ANTE DIOS
Parábola del publicano y el fariseo
Texto guía Lc. 18, 9-14
Objetivo

Aprender la forma correcta de presentarnos delante de Dios en la oración, que no es propiamente la altivez, el orgullo o la autosuficiencia, para ser escuchados por el Señor.

Introducción
El Señor nos advierte sobre el peligro de sentirnos “buenos”, justos, de pensar que estamos en un nivel espiritual tan alto que nos sentimos “mejores” que los demás y creer por ello que estamos más cerca de Él que los otros, que merecemos más que los demás. Nada más lejos de la realidad.

La parábola nos presenta dos actitudes con las que podemos presentarnos delante de Dios y esas dos actitudes pueden estar dentro de nosotros. Habrá momentos en que me siento tan bueno(a), porque oro, porque le sirvo al Señor, voy al grupo, leo la Biblia diariamente, o porque ayer di una limosna, o hice ayuno, en fin, hago todo lo que me “piden” para sentirme un buen cristiano, es decir sigo las reglas; pero, qué hay de ese cambio que el Señor me pide, ¿cómo va mi transformación en otro Cristo?

¿Cuál es la imagen de Dios que tú tienes? ¿Aún crees que para que Dios te ame tienes que hacer algo? No crees en la gratuidad de Dios, Dios te ama simple y llanamente porque eres su hijo(a), te ama y hace todo por ti sin ningún mérito, te bendice y te da su Gracia porque te ama no porque te lo merezcas. Dios es AMOR Y MISERICORDIA para el que pide perdón.

Hay una forma de tocar el corazón de Dios, de hallar gracia a los ojos de Dios y ésta, es una actitud humilde y piadosa, una actitud de indigentes delante del Señor, de necesitados. Que nada nos haga pensar que no necesitamos pedir perdón a Dios y a aquél a quien hemos ofendido, menospreciado o rechazado.

Una actitud de humildad, de reconocer que somos pecadores, que hay tendencias aún en nosotros que nos hacen proclives al pecado y que todavía hay oscuridad en nosotros, nos acerca más al Señor que ir a decirle lo “buenos” que hemos sido.

Taller

  1. ¿Qué te llevas hoy de esta enseñanza?
  2. ¿Te reconoces tu verdad siempre delante del Señor?
  3. ¿La oración está cambiando tu vida? ¿Estás dispuesta(o) a dejarte cambiar por Dios?

Dice San Juan de la Cruz: “Si la oración no te está transformando,
cambia tu oración”

Se recomienda escuchar la Lectio Divina del Padre Fidel Oñoro sobre el
texto propuesto para hoy en You Tube.

Textos de apoyo (Sal 51,17) (Sal 138,6) (Sal 31,18) (Is 57,15)
(Mc 7,21-22) (Sant 4,16)

Semana del 3 al 8 de Junio de 2.024

Título AUNQUE ENCUENTRES LA PUERTA CERRADA, INSISTE.
Parábola del juez injusto y la viuda insistente.
Texto guía Lc. 18, 1-8
Objetivo

Escuchar a Jesús mismo en esta parábola, quien nos anima a orar con insistencia.

Introducción
Así como el aire es indispensable para el cuerpo humano, la oración perseverante es absolutamente necesaria para nuestro espíritu. Entre más oración hagamos, más Espíritu Santo nos será dado.
Como hemos dicho en la introducción del tema de la parábolas, solemos encontrar contradicciones en este género literario; aquí en la parábola Dios se presenta como un juez injusto, lo que no tiene nada que ver con el verdadero Dios que es el BIEN por excelencia, pero es para mostrarnos que aquel que insiste en la oración obtiene respuesta departe de Dios, respuesta que no siempre es lo que pedimos, pero sí lo que Dios sabe que más necesitamos.

Conclusión
Es necesario aprender a esperar en Dios, no solo de Dios, sino en Dios, aprender que su tiempo no es como nuestro tiempo y que el tiempo de Él es perfecto.
Pidamos al Señor que fortalezca nuestra fe para no desfallecer, aunque no veamos las cosas claras, aunque veamos la puerta cerrada una y otra vez, insistamos porque Dios ciertamente nos dará su respuesta, el soplo de su amor.

Taller

  1. ¿Qué te dice el Señor a ti en esta parábola?
  2. ¿Ha flaqueado tu fe porque crees que el Señor no te escucha?
  3. ¿Qué le respondes al Señor, después de oír este pasaje bíblico?
Textos de apoyo (Ex 22,21-23) (Lc 11,5-8) (1° Tes 5, 17) (Lc 11,9) (Rom 1,10)

Semana del 20 al 25 de Mayo de 2.024

Título OBRAS SON AMORES Y NO BUENAS RAZONES
Parábola del buen samaritano
Texto guía Lc. 10, 25-37
Objetivo

Tocar el corazón de quienes nos escuchan para que se identifiquen con la víctima de esta parábola, quien es el que sabe exactamente quién fue el que tuvo misericordia de él, a quien podemos identificar con Jesús en los pobres, en los rechazados, en las víctimas de la violencia, etc.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo Incluídos en la guía

Semana del 13 al 18 de Mayo de 2.024

Título CONOZCAMOS UNA MISERICORDIA SÍN LIMITES
Parábolas del hijo pródigo
Texto guía Lc.11, 15-32
Objetivo

Hacernos cambiar la imagen que tenemos de Dios, profundizar en Su infinita misericordia, su comportamiento de amor extremo para con el pecador, para que comprendamos su alcance y sus efectos en nuestra convivencia y en nuestro trato con los demás, cuando nosotros, a imitación del Padre, tenemos actos de misericordia con todos

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo Incluídos en la guía

Semana del 6 al 11 de Mayo de 2.024

Título LA ALEGRÍA DE ENCONTRAR A DIOS
Parábolas del Tesoro, la perla y la red
Texto guía Mt.13, 44-53
Objetivo

Descubrir a través del estudio de estas tres parábolas, la gran alegría que hay cuando se descubre a Dios en aquellas cosas que menos nos imaginamos y los esfuerzos que se deben hacer por adquirirlo, para que vivamos en una constante acción de gracias por el gran valor que hay en nuestra vida.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo Incluídos en la guía

Semana del 22 al 27 de Abril de 2.024

Título DE LA PEQUEÑEZ A LA GRANDEZA DEL REINO DE DIOS
Las parábolas de la semilla que crece sola y el grano de mostaza
Texto guía Mc. 4, 26-34
Objetivo

Descubrir la grandeza del Reino de Dios que se siembra a través de Su Palabra, que empieza desde lo más pequeño como una semilla, y que poco a poco va creciendo hasta hacerse grande, fuerte y robusta, como el grano de mostaza, así va creciendo en nuestro corazón la Palabra del Reino de Dios, sin que nos demos cuenta.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo Incluídos en la guía

Semana del 15 al 20 de Abril de 2.024

Título DIOS NOS ENSEÑA A SER PACIENTES
Texto guía Mt. 13, 24-30
Objetivo

Aprender de la paciencia de Dios ante las circunstancias del bien y el mal que hay que enfrentar en la vida, para mantener una vigilancia activa y perseverante para que el Reino de Dios se instaure en el corazón de todas las personas en el mundo. Recordemos que la obra salvífica del Padre es universal.

INTRODUCCION

La segunda parábola de Mateo que habla de la “semilla”, nos coloca frente a una realidad frecuente que llevamos dentro y que se llama “la impaciencia”. El pasaje bíblico nos narra que un hombre sembró en el campo una semilla de trigo y que mientras estaba durmiendo el enemigo llego y sembró la cizaña, y las dos plantas crecieron juntas (v. 24-26). Esta parábola nos muestra dos contrastes que acontecen en el Reino de los Cielos, dos realidades opuestas, que al modo de ver de los discípulos no deberían suceder, ya que lo obvio seria arrancar la cizaña para que el trigo crezca de forma sana.

Sin embargo, aquí viene la enseñanza de Jesús a través de esta parábola, que no es solamente un cuento o una historia, sino la imagen de lo que sucede con la semilla que se siembra en el campo y que crece al lado de la mala hierba o cizaña, para mostrarnos como actúa Dios en el mundo, dicho de otra manera, es la manera de entender y vivir a Dios.

La parábola nos enseña que aquí en la tierra está mezclado el bien y el mal, y que esta convivencia continúa permanentemente, y esto no debe desanimar a sus discípulos, porque esta situación no dura para siempre. Algún día tendremos que dar cuentas a Dios de nuestros actos. Y mientras tanto, Dios espera pacientemente a que cada persona recapacite, cambie su vida y se convierta a Él, este proceso no se da de un día para otro, toma su tiempo y hay que esperar pacientemente.

Y es esta paciencia la que debemos tener con las personas que se mantienen en el pecado, hay que insistir, esperando y dando la oportunidad una y muchas veces quizás. Sin olvidar, que la cizaña no se arranca, porque tal vez nadie es completamente trigo (los santos se reconocían como pecadores), ni completamente cizaña (no hay nadie totalmente malo, que no tenga algo de bueno en el fondo de su corazón). En todo caso hay que examinarse constantemente y trabajar todos los días por la santidad.

CONCLUSION 

Dios tiene confianza en nosotros, y esto es algo extraño, pues Dios confía y por eso espera pacientemente a que el hombre se convierta a Él. Y esta misma  paciencia  hay que cultivar en el corazón, especialmente, cuando vemos que algún familiar, amigo, o vecino, rechaza a Dios. Hay que seguir insistiendo y sembrando, sin desanimarnos, que algún día veremos el resultado de una gran conversión y transformación en la persona. 

TALLER: 

¿Hacemos diferencias entre los buenos y los malos? ¿Qué nos enseña esta parábola?
¿Qué implica la paciencia de Dios para aquellos que le hacen juego al mal?

Textos de apoyo 2 Pe. 3, 15; Mt. 5, 45 (Se recomienda escuchar por YouTube la enseñanza del Padre Fidel Oñoro Consuegra “El trigo y la cizaña”)

Semana del 8 al 13 de Abril de 2.024

Título EL REINO DE DIOS QUIERE HABITAR EN TU CORAZON
Texto guía Mt.13, 1-9
Objetivo

Dejar que la semilla de la Palabra de Dios produzca una buena cosecha en la vida interior de cada persona, para que el Reino de Dios, que es Él mismo, habite plenamente en todas las áreas de la vida y se vean los resultados de buenos frutos de conversión, unidad familiar, sanación interior y seguimiento de Dios.

INTRODUCCION

Para entender un poco el tema del Reino de Dios, Jesús se vale del discurso de las Parábolas, que son pequeñas y sencillas historias de lo cotidiano para transmitir una enseñanza que sea fácil de comprender y recordar.

La parábola del Sembrador nos muestra varios elementos importantes que tienen que ver con la siembra y la cosecha, y de cómo el Reino de Dios quiere habitar en el terreno “corazón de la persona”, para producir frutos de bendición.

La semilla es la parte más importante de la siembra, en ella se contiene la vida, y como es esparcida por el sembrador que es el mismo Dios, su calidad es buena y fecunda. Llama la atención ver que el “sembrador” la esparce por todos lados, sin medir a donde cae. Según el relato bíblico, hay tres terrenos donde cae la semilla y no produce fruto, lo cual nos indica que los obstáculos de la vida, la falta de fe y hasta las malas decisiones que a veces se toman, impiden que la semilla se fecunde y produzca el efecto esperado.

El Reino de Dios es el gobierno de Dios en la vida de cada uno de nosotros, es la expresión misma de la bondad y la misericordia de Dios que no tiene límites y que se ofrece para todos, pero es importante que cada hombre y mujer pongan de su parte para que tengan un terreno fértil, bien abonado y dispuesto, de manera que la semilla de la Palabra pueda crecer y dar frutos en abundancia.

CONCLUSION
 
La imagen del sembrador arrojando la semilla en terrenos inapropiados, es la invitación que Jesús nos hace todos los días a dejar que el Reino de Dios habite plenamente en nuestros corazones, depende de cómo estemos viviendo la vida y de las decisiones que tomemos para que el terreno sea apto para recibir esta semilla y lograr así una vida en plenitud.

TALLER

¿Qué mensaje te deja la Parábola del Sembrador?
¿Qué te impide vivir el Reino de Dios en tu vida?
¿Cómo cultivar en el corazón la semilla de la Palabra?

Textos de apoyo Mc. 4, 3-8; Lc.8, 5-8: Lc. 8, 11-15 y Gal. 6, 7-8. Se recomienda oir la Lectio Divina del texto de esta parábola (Mc 13,1-9 o bien Mc 4,26-34) del Padre Fidel Oñoro Consuegra, en YouTube.

Semana del 1 al 6 de Abril de 2.024

Título EL SENTIDO DE LAS PARÁBOLAS DE JESÚS
Texto guía n.a.
Objetivo Descubrir el verdadero sentido de las parábolas de Jesús, para poderlas aplicar a la vida y hacer crecer el Reino de Dios en cada uno de nosotros y su infinita misericordia.
.

Las parábolas de Jesús son un lenguaje en imágenes y un instrumento útil para expresarse, relacionarse e involucrarse en la vida de los demás, como lo quiere hacer Dios en la nuestra.

Ver texto completo de la guía de predicación AQUÍ

Textos de apoyo Incluídos en la guía
 
Ver colección de temas de predicación aquí.