• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

Reflexiones

Compartiendo Dificultades y Valores

Serie Familia vive tu misión No. 4

El Creador del mundo estableció la sociedad conyugal como origen y fundamento de la sociedad humana: “la familia” y es ella la primera escuela de virtudes sociales, que son el alma de la vida y del desarrollo de la sociedad misma. (Exhortación apostólica Familiaris consortio)

Es por ello que esta enseñanza nos invita a permanecer en unidad familiar, ya que una familia unida es feliz y en ella se encuentra una fuente inagotable de fortaleza Espiritual. Nos muestra también la importancia del matrimonio siendo la pareja una fuente sublime del amor de Dios.

"Quien halló mujer, halló cosa buena, y alcanzó favor de Yahveh". (Prov.18,22)

"De igual manera vosotros, maridos, en la vida común sed comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, tributándoles honor como coherederas que son también de la gracia de Vida, para que vuestras oraciones no encuentren obstáculo." (1 Pedro 3,7)

Ambientación

Iniciemos este encuentro cantando: "A edificar la Iglesia". Se decora el lugar con nombres de diferentes países del mundo.

Oración

El coordinador ofrece una oración a Dios nuestro Padre, ojalá con la participación de todos, para que abra nuestro corazón al mensaje.

Testimonio Misionero en Familia

Se invita a los miembros de la familia a que compartan sus vivencias, logros y dificultades que han tenido en el cumplimiento del compromiso que como familias misioneras han asumido.

Motivación

Hoy vamos a pensar en otras familias: sus valores, sus dificultades, sus necesidades y en cómo podemos acompañarlas.

Diálogo en Familia

El coordinador invita a la familia a organizarse por parejas y en forma sencilla comparten:

  1. ¿Qué dificultades y valores tienen las familias de nuestra vereda y nuestra cuadra?
  2. ¿Qué necesidades tienen las familias del mundo? (Observemos la decoración).

Compromisos

  1. Escojamos una familia a la cual podamos visitar esta semana y planeemos cómo vamos a compartirle nuestras inquietudes respecto a la situación de la familia.
  2. Llevar a cabo la visita planeada.
  3. Orar toda esta semana por las familias vecinas y por las familias del mundo entero.

NOTA: Dos personas se comprometen a buscar un lugar al aire libre para compartir en familia el próximo encuentro y lo que se va ofrecer en ese día.