• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

FUNDACIÓN HOMBRES Y MUJERES DE FUTURO

GUÍA DE PREDICACIÓN

Febrero 3 – 2016

Evangelio de san Lucas 1, 46-56

Magnificat: Contemplando las maravillas de Dios

 

Objetivo

Aprender, de la  mano de María, madre de Dios, a contemplar la obra maravillosa de Dios en nosotros y en nuestro entorno, alabarlo por tal obra y servirle incondicionalmente. Tal es la lección de María para nosotros hoy.

Introducción

El Señor actúa permanentemente en nuestra vida, pero es solamente en una revisión constante de nuestro quehacer y nuestra vida, como podremos contemplar su obra maravillosa y poderosa en nosotros y en todo lo que nos rodea. Esto desata en el creyente una fuente inagotable de alabanza, tal y como sucedió con María, que contemplando la obra de Dios en ella proclamó este hermoso himno.

Teniendo en cuenta lo anterior, el Magníficat nos presenta tres momentos y espacios para contemplar y desarrollar la alabanza, la admiración, el elogio: 

  1. En la persona en sí misma
  2. En la realidad del pueblo, poniendo los pies en la tierra, descubriendo conciencia de país, sociedad, comunidad, familia, y un tercero
  3. Reconocer la fidelidad de Dios. 

Consecuencia de desarrollar la alabanza: Servir hasta el final.

Puntos a desarrollar

  1. Admirar la obra de Dios que hay en la persona (v.v. 46-49)
  2. Admirar la obra de Dios en los preferidos, en los que le rinden reverencia y admiración (v.v. 50-53).
  3. La alabanza ayuda a reconocer a Dios y su fidelidad (v.v. 54-55)
  4. La meta es servir para ser bendición donde se llegue (v.v. 56)

Cada uno de estos puntos puede llevar una o dos aplicaciones a desarrollar.

No podemos quedarnos con lo que el Señor nos ha dado. Contemplar la obra de Dios en nosotros nos debe poner en marcha, nos desacomoda para ir al otro, al necesitado a darle la luz que el Señor ha puesto en cada uno.

Querido predicador: saca tus propias conclusiones de acuerdo a los puntos que hayas desarrollado.

No olvides escribir la bibliografía de los textos o libros que se utilizaron para desarrollar tu predicación y también las palabras clave que orientan a las personas que buscan temas en el internet. En este caso, por ejemplo, pueden ser: Alabanza, obra de Dios, contemplar, servir, Magníficat.

 

Conclusión

El Magníficat, es un canto de victoria que pone Lucas en boca la sierva amada por excelencia. Nuestra tarea es aprender de ella a mirar y contemplar la  obra de Dios en nosotros y en el mundo, para cantar permanentemente sus maravillas y nuestro canto, ese canto de victoria que cada uno debe levantar porque la tarea es vivir como victoriosos puesto que la victoria ya nos ha sido dada. Aprendamos a contemplarla.

 

Taller

  • En unos minutos de silencio echa una mirada a tu pasado y haz conciencia de por lo menos 2 acciones claras de Dios en tu vida.
  • ¿Vives como una persona victoriosa? (¿es más lo que agradeces que lo que te quejas?)