• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

 

Comunidad Hombres y Mujeres de Futuro
Tema de predicación

Semana del 22 al 27 de agosto de 2022

SEÑOR TE RUEGO NO PASES DE LARGO

Texto base: Gn.18,1-10;  Luc.12,35-38

OBJETIVO

Permanecer despiertos con las lámparas encendidas, atentos al paso del Señor por nuestra vida, para conocerlo, acogerlo, amarlo y darlo a conocer a nuestros hermanos a través del servicio, y cumplir son su plan de salvación creado en su infinito amor por sus criaturas.

DESARROLLO

SEÑOR TE RUEGO, NO PASES DE LARGO

Es una súplica que debe salir de lo más profundo de nuestro ser cada momento; que no estemos distraídos, afanados, dormidos, desanimados, cuando el Señor llegue a visitarnos.

Es posible que la atención se desvíe buscando el éxito, el prestigio, el honor, adquirir autoridad social y se olvida de estar preparado, alerta, esperando la visita del Señor. Se olvida de buscar consuelo y regalos espirituales. Donde está tu tesoro, allí esta tu corazón. (Mt 6,21)

Jesús nos llama a una vigilancia constante. ¿Por qué? Para captar el paso de Dios en nuestra vida, porque Dios acontece continuamente en la vida de cada uno. Tener la dependencia total en El, abrirse con sencillez y confianza al paso de Dios por la vida de cada uno, pues Él nos acompaña y guía a la meta eterna.

No esperemos que Él llegue con signos de alboroto, con bullicio, con espectáculo, con show. El Señor llega con un sonido suave y delicado (1°Re 19,12). También Él se puede manifestar a través de personas sencillas, humildes, débiles, “sin importancia”; y nosotros muchas veces por tener un protagonismo, por querer aparecer, por ser orgullosos, lo dejamos pasar de largo y nos hemos perdido de la riqueza de gran valía que no se puede comprar con dinero. “¿De que sirve ganar el mundo si pierdes tu vida?” (Mc 8,36)

Él vino a visitarnos para salvarnos, para restaurarnos, animarnos, dar consuelo a fin de que vivamos el Reino de Dios que ya está entre nosotros.

ALGUNAS VISITAS DEL SEÑOR QUE SE NARRAN EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

Gn,18,1-10 La visita del Señor a Abraham.  Él no estaba distraído y percibió rápidamente que El Señor había llegado a su tienda de campaña. Bendición: Le fue anunciado a Abraham que Sara, aún siendo estéril y a pesar de su avanzada edad, concebiría un hijo. Celebrar la generosidad de Abraham

Ex.12,12 “Esa noche YO pasaré por todo Egipto” El pueblo de Israel, estaba en oración, dispuesto preparado cuando el Señor ordenó la salida de Egipto. tenían sus lámparas encendidas cuando llegó la noche de la liberación que había sido anunciada con anterioridad

Luc.10,38-42 Martha y María. Ya hemos analizados la actitud de cada una. María a los pies del Maestro y Martha atareada en los quehaceres de la casa. A Jesús le agrada la actitud de María que se queda a los pies del Maestro, no sin reconocer el trabajo de Martha. Jesús iba Anunciando que El Reino de Dios ya había llegado.

Luc.19,41 Cuando Jesús lloró cerca de Jerusalén “Si entendieras siquiera en este día lo que te puede dar la paz

Luc.24,13-35 Los caminantes de Emaús. Jesús sale a su encuentro, se interesa por su preocupación, su tristeza y su desanimo. No lo reconocieron porque iban tristes. Jesús cambio su tristeza en alegría

Las visitas del Señor son “Visitas con propósito”. Cada una trae una bendición, un llamado, una promesa.

Vale la pena dejar de tarea leer estos textos y analizar la actitud de los personajes en cada visita que el Señor realiza, y buscar con cuál de ellos se identifica según su sentir.

CONCLUSIÒN

Que sea la alegría del corazón contar las Maravillas que el Señor hace cada día en nosotros, sintiendo que nos lleva por el anhelado camino de la Salvación.

Caminemos sin miedo, en la certeza de que el Señor nos acompaña siempre. Y estemos despiertos, para que no nos durmamos mientras el Señor pasa. San Agustín decía: “Tengo miedo de que el Señor pase y no me dé cuenta”; de estar dormido y no darme cuenta de que el Señor pasa. ¡Estad despiertos!

Que nos ayude la Virgen María que ha acogido la visita del Señor, y con prontitud y generosidad ha dicho: “he aquí la esclava del Señor. (Papa Francisco)

TALLER

Algunas condiciones que nos llevan a permanecer en actitud de vigilante espera:

  • La oración diaria tranquila y sosegada, con un tiempo dispuesto para ello, no una oración de afán y sin sentido.
  • El Señor es Señor de procesos, Él nos prepara el camino antes de llegar a visitarnos. Y debemos estar preparados para responder por el llamado, la misión que de antemano nos ha delegado. David no había pensado ser el rey de Israel y el Señor lo preparó y lo llevó al Trono de Israel.
  • Debemos tener la capacidad de sorprendernos cada día cada momento porque “el Señor hace nuevas las cosas cada día”, que nuestra vida no se convierta en
  • Tener la certeza que cuando oramos con la fe de un granito de mostaza El Señor nos escucha y las montañas se moverán.

Para mantenernos fieles y firmes a su Palabra, en este caminar debemos formarnos cada día. Buscar lecturas de formación y crecimiento espiritual, Las Sagradas Escrituras por excelencia, asistir a grupos de oración y muy importante comenzar una formación continuada. El Señor dice en su Palabra “Mi pueblo perece por falta de conocimiento” (Os 4,6). Lo anterior nos debe llevar a ser mejores personas con anhelo de vivir con alegría a la manera de Cristo y practicar el Estilo de vida Ideal.