• hambre.jpg
  • limpios.jpg
  • lloran.jpg
  • mansos.jpg
  • misericordiosos.jpg
  • paz.jpg
  • perseguidos.jpg
  • pobres.jpg

Reflexiones

Temas que nos invitan a superar las adversidades y a acercarnos más al Padre.

El Siervo de Dios y el Espíritu Divino

Apartes de las “Catequesis del Santo Padre Juan Pablo II sobre las Verdades del Credo” dedicadas al Espíritu Santo en el Antiguo Testamento

Introducción

En este capítulo no podemos dejar pasar desapercibido el texto de Isaías, en donde se afirma la relación existente entre el espíritu divino y el “Siervo de Yahvé”, ya que en la figura de este siervo se sintetizan las distintas formas de acción profética mesiánica y santificadora que se han expuesto en las catequesis anteriores.

El siervo, sobre el que Dios ha puesto su espíritu, tiene la misión que le compete al Rey, no solo profética sino también mesiánica: librar al pueblo. “Él mismo ha sido establecido como alianza del pueblo y luz de las gentes”.
En los dos primeros textos de Isaías en donde se habla de los cánticos del siervo, Dios habla de la “salvación” y de la “justicia”. Después, en el tercero y en el cuarto cántico, el concepto de “salvación” es completado con aspectos nuevos, especialmente significativos de cara a la pasión de Cristo. La mansedumbre que caracteriza la misión del siervo se manifiesta con su docilidad a Dios y su paciencia frente a los perseguidores.

Leer más...

Familia, una comunidad de personas

Serie de Talleres "Familia vive tu misión" , Obras Misionales Pontificias, Nro. 6

Introducción

La familia se caracteriza por ser una comunidad de personas, en donde cada uno tiene la responsabilidad de hacer crecer en unidad y amor recíproco, mediante el apoyo constante y ayuda mutua.

La familia tiene una misión “vivir, crecer y perfeccionarse como comunidad de personas que se caracterizan por la unidad y la indisolubilidad junto con los seres amados”. (17) Así nos lo manifiesta Familiaris Consortio.

Leer más...

¿Qué es la Pascua?

Por: Nelly Rincón Galvis

Después de la Semana Santa, nos encontramos con frecuencia felicitándonos unos a otros y diciendo “felices pascuas” y suena muy hermoso, pero ¿sabemos realmente qué es la pascua?

Si tomamos el concepto aplicado a la celebración que llevaban a cabo los judíos antes de Cristo, la pascua era una fiesta de pastores en la que se mataba un cordero para pedir la fecundidad. Ya con el patriarca Moisés,  pasó a ser una celebración por la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. Aún hoy los judíos celebraban  el "paso" (la Pascua) por el Mar Rojo del pueblo hebreo hacia la liberación de la esclavitud.

Leer más...

De la Cobardía a la Valentía

Serie Plan Sembradores
 

"Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan, y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos, que de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros."


Texto: Mt. 7, 13-29 
Virtud: Valentía, compromiso.
Virus: Cobardía.

Esta Bienaventuranza es igualmente ¡maravillosa! Guarda unos secretos especiales para que el discípulo de Jesús se mantenga firme en la adversidad. Esta Bienaventuranza muestra lo que pasa al que vive las otras siete: persecución por causa de Jesús.

Leer más...

Salgamos en familia

Serie de Talleres "Familia vive tu misión" , Obras Misionales Pontificias, Nro. 5

Introducción

Es necesario organizar salidas con y en familia para fortalecer los lazos de unión.  Esto permite tomar parte o ser partícipe  de otras nuevas actividades, oxigenando con ello la comunicación y dando fuerza a esa alianza fraterna que debe existir en una verdadera familia. Además, con estas actividades se persigue conseguir mayor integración entre sus miembros, haciendo más fuerte la unidad familiar, logrando que ésta permanezca como llama ardiente al interior del hogar.

Leer más...

La Sabiduría y el Amor del Espíritu Divino

Apartes de las “Catequesis del Santo Padre Juan Pablo II sobre las Verdades del Credo” dedicadas al Espíritu Santo en el Antiguo Testamento

Introducción

En este capítulo se muestra la conexión que existe entre el espíritu y la palabra, presente en la mentalidad y en el lenguaje de Israel. Los profetas del antiguo testamento ponen de manifiesto el vínculo existente entre la palabra y el espíritu: El espíritu abre a los profetas a la palabra de Dios hasta revelarles la gloria divina.

Estas dos potencias, aunque inseparables, tienen rasgos distintos: La palabra se deja oír y conocer; el espíritu permanece invisible.  La palabra es revelación; el espíritu transformación interior.  La palabra se yergue en pie; el espíritu desciende, se derrama, se sumerge.

También nos muestra el vínculo que existe entre el espíritu y la sabiduría: La sabiduría es un espíritu que ama al hombre, por esto el hombre se debe conducir con prudencia y habilidad para prosperar en la vida. La función del espíritu es dar a conocer la voluntad  divina.  El espíritu omnipresente ama y protege la vida del hombre para conducirlo a la salvación.

La sabiduría no habita en el cuerpo sometido al pecado. Al espíritu no se le escapa nada por eso en la lucha contra el mal se opone a todas las iniquidades.

Leer más...